Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CGAE avisa que el sistema de listas cerradas crea una situación deslegitimadora e insta a cambiar la Constitución

El presidente del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE), Carlos Carnicer, ha avisado este jueves que el sistema de listas electorales cerradas crea una situación "deslegitimadora" para los ciudadanos y ha pedido reformar esta parte de la Constitución para que los españoles puedan "decidir" a las personas que les representan.
En una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, Carnicer ha destacado lo "importante" que sería que los ciudadanos tengan el derecho de excluir de las listas a aquellos políticos que consideren que no han hecho "méritos suficientes" como para representarlos y ha exigido a todas las fuerzas democráticas ponerse a trabajar para alcanzar un "gran pacto de Estado" en materia de Justicia.
"No tiene que sentido que las listas sean ya cerradas. Tengo derecho que me represente la persona que yo decido que me represente y esto es importantísimo porque sino partiremos de una situación ya deslegitimadora. Tenemos que llegar a conseguir un consenso y modificar el sistema electoral para que, por lo menos, los ciudadanos puedan excluir de las listas a aquellos candidatos que lo consideren oportuno", ha recalcado el presidente del CGAE.
Dicho esto, Carnicer ha reclamado "más seguridad jurídica" y "predecibilidad" en las resoluciones judiciales aunque ha reconocido que los jueces españoles son "fiables" en cuanto a "honestidad" y "preparación" se refiere.
Además, ha defendido el trabajo realizado por los abogados, al ser preguntado por la defensa de los acusados de matar a Marta del Castillo, y ha recordado que hasta el mayor criminal tiene que tener defensa para que el "estado de derecho sea de derecho" y para que "nadie pueda dudar de que quien es condenado lo es con todas las garantías".