Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CGPJ se replantea el modelo de vocal adscrito a territorio en favor de los tribunales superiores

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que estrena nueva estructura tras la última reforma de Alberto Ruiz-Gallardón, no ha designado por el momento a sus vocales una comunidad autónoma concreta, lo que en anteriores mandatos se denominaba "vocal adscrito al territorio", y se está replanteando este modelo.
Fuentes del órgano de gobierno de los jueces han señalado a Europa Press que, de momento, ningún vocal está designado a un territorio judicial en concreto y que la idea aún por desarrollar es la de potenciar para este tipo de funciones a los órganos gubernativos locales, como son las salas de gobierno de los tribunales superiores de Justicia.
En las redes sociales algunos miembros de la carrera judicial han venido manifestando su sorpresa y en algunos casos, su queja, por no disponer de un vocal del nuevo CGPJ asignado a su territorio. En cumplimiento de esta función, vocales de anteriores Consejos se desplazaban asiduamente a la comunidad a la que habían sido asignados para realizar visitas a los órganos judiciales o reunirse con miembros de la carrera.
No obstante, esta labor en ocasiones no estaba exenta de críticas de quienes veían algunos de estos viajes como mera excusa para que determinados vocales programaran visitas en partidas judiciales cercanas a su lugar de origen en días como lunes o viernes, contribuyendo así a lo que se denominó "semana caribeña".
Esta nominación se refería al hecho de que algunos vocales, que tenían dedicación exclusiva al cargo, sólo estuvieran en sus despachos del Consejo de martes a jueves, estirando el fin de semana.
Esta realidad es difícil que se repita en el nuevo Consejo, puesto que únicamente cinco de los veinte vocales tienen dedicación exclusiva mientras que el resto siguen compaginando sus anteriores trabajos con la asistencia a los Pleno (que serán los últimos viernes de mes) o a una de las cuatro comisiones que funcionan en el actual órgano de gobierno de los jueces.