Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El científico iraní fue informador de la CIA en Irán durante años, según "The New York Times"

Shahram Amiri (d), el científico iraní que supuestamente fue secuestrado por Estados Unidos, ofrece una rueda de prensa ayer jueves 15 de julio de 2010, a su llegada al aeropuerto Ruhollah Jomeini de Teherán (Irán). EFEtelecinco.es
El científico nuclear iraní que aseguró haber sido secuestrado por la CIA en Arabia Saudí, Shahram Amiri, fue un informador del espionaje estadounidense dentro de Irán durante varios años, según "The New York Times".
Amiri ofreció "significativa" y "original" información sobre aspectos secretos del programa nuclear iraní, se asegura hoy en la página web del diario, que cita como fuente a funcionarios estadounidenses.
El científico "describió a agentes de la Inteligencia estadounidense detalles de cómo la Universidad de Teherán se ha convertido en un camuflado cuartel general de los esfuerzos nucleares del país", explican las mismas fuentes.
A su regreso ayer a Irán, 14 meses después de su desaparición, Amiri aseguró que fue torturado en EEUU para obtener información, en tanto que las autoridades norteamericanas han negado el secuestro y han asegurado que el académico vivía libremente en ese país.
Según "The New York Times", la información que Amiri facilitó a la CIA mientras estaba en Irán fue una de las fuentes que permitió elaborar en 2007 un documento denominado Estimación Nacional de Inteligencia relativo al programa de armamento nuclear iraní.
Los funcionarios dijeron al diario que mientras era informante de la CIA, Amiri visitó Arabia Saudí, donde llegaron a un acuerdo para sacarle del país.
Las alegaciones de que fue secuestrado y drogado son una invención y un esfuerzo de Amiri por sobrevivir cuando sea severamente interrogado por las autoridades iraníes, añadieron las fuentes.
Se trata de "una las más extrañas historias de la era nuclear", afirma "The New York Times", un día después de que "The Washington Post" asegurara que la CIA pagó 5 millones de dólares a Amiri por la información que proporcionó al espionaje estadounidense sobre el programa nuclear iraní.
Según ese diario, Amiri, que no podrá acceder a ese dinero por las sanciones financieras impuestas a Irán, pudo verse obligado a regresar a su país por temor a que el Gobierno iraní causara daño a su familia.
Según las autoridades iraníes, Amiri, que fue dado por desaparecido a mediados de 2009 durante un viaje de peregrinación a La Meca, en Arabia Saudí, fue secuestrado por el Gobierno saudí, con la ayuda de los servicios de espionaje de Washington.
Las autoridades iraníes creen además que Amiri fue trasladado ilegalmente desde Arabia Saudí a Estados Unidos por agentes de los servicios de inteligencia norteamericanos.
Según la cadena oficial iraní Press Tv, el científico fue liberado por Estados Unidos después de que sus servicios de inteligencia no lograran su colaboración en una campaña de propaganda contra el programa nuclear iraní.