Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CUP dice que Artur Mas enfría la consulta por la presión de "las élites catalanas y españolas"

La CUP ha interpretado este jueves que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha enfriado la consulta porque "podría haber sucumbido a las presiones de las élites catalanas y españolas" contrarias a la independencia de Cataluña.
En un comunicado, la formación independentista se ha declarado "indignada" por que el presidente catalán plantee unas plebiscitarias en 2016 si el Estado rechaza la consulta, y ha avisado de que no celebrarla en 2014 sería un fraude democrático.
Los independentistas consideran que la consulta debe convocarse el año que viene recurriendo a la "desobediencia civil e institucional" si hace falta, y creen que con la presión popular se acabará logrando.
La CUP impulsará "las iniciativas necesarias dentro y fuera del Parlament" para que los ciudadanos se pronuncien, y afirma que esto superará las estrategias de los que quieren mantener el vínculo entre Cataluña y el Estado.
La formación ha hecho un llamamiento a la movilización social para desbordar "la censura, las limitaciones y los frenos que se quieren imponer a la voluntad popular".