Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El exdirector de Cacsa José Manuel Aguilar desvincula a Camps de las negociaciones de los Summit

El que fuera director de la Ciudad de las Artes y las Ciencias (Cacsa) de Valencia entre 2003 y 2005, José Manuel Aguilar, quien ha comenzado a declarar pasadas las 16.00 horas como acusado en el juicio del caso Nóos, ha desvinculado al expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps de las negociaciones de cara a la contratación del Instituto Nóos para la organización de los denominados Valencia Summit.
"Este señor jamás, nunca, se puso en contacto conmigo absolutamente para nada. No tengo el placer de conocerle en lo personal", ha recalcado el exalto cargo, quien ha aseverado que únicamente ha coincidido con él en actos protocolarios.
Aguilar, al igual que ya lo hiciera ante el tribunal el también exdirector gerente de Cacsa Jorge Vela -quien le sustituyó en el cargo-, ha defendido la legalidad de la tramitación de los Summit y ha aseverado que si no hubo expediente administrativo se debe a que se trataba de un contrato de patrocinio y no requería, por tanto, la convocatoria de un concurso público.
Asimismo, sobre los fondos que fueron abonados al Instituto presidido entonces por Iñaki Urdangarin -hasta 3,6 millones de euros-, el inculpado, para quien la Fiscalía Anticorrupción solicita seis años de cárcel, ha manifestado que hubo un control del gasto, "en este contrato y en todos". "El procedimiento interno no permitía que se recibiese una factura si no se cumplían todos los mecanismos de control", ha especificado.
El exresponsable de Cacsa se ha desvinculado además de las decisiones en torno al precio de la contratación, como la concesión a Nóos de un canon de un millón de euros, al aseverar que de este asunto se encargó la asesoría jurídica de la empresa dependiente de la Generalitat Valenciana.
En concreto, el Instituto Nóos organizó el primer congreso Valencia Summit en 2004 con un presupuesto total, incluido el canon de 1.044.000 euros, de 1.351.638 euros; en la segunda edición, el presupuesto final se elevó a 1.791.477 euros, mientras que el último, en 2006, se redujo hasta los 1.472.483 euros.
TORRES FUE QUIEN EXPUSO EL PROYECTO
Aguilar ha explicado que fue el exsocio de Urdangarin, Diego Torres, quien presentó el proyecto a Cacsa, en 2004, durante una reunión en la que también estuvo presente el exsecretario autonómico de Eventos Luis Lobón, también encausado. Según ha recordado, fue Torres quien expuso la iniciativa, que partió de Nóos. "Yo no le di ninguna idea", ha incidido. El acusado ha manifestado asimismo que Torres no mencionó a Urdangarin.
Asimismo, ha precisado que el encuentro se produjo en julio de ese año, mientras que el convenio con el Instituto se rubricó en septiembre. "Ya teníamos experiencia previa como patrocinadores de terceros", ha apostillado.
Respecto al hecho de que la Fundación Turismo Valencia Convention Bureau -que también realizaba aportaciones económicas-, ha señalado que la relación con ésta "era fluida". "Era un matrimonio perfecto porque los dos estábamos interesados en lo mismo", ha abundado.
La declaración de Aguilar, quien al igual que los exaltos cargos valencianos que le han precedido ante el tribunal se ha negado a responder a las preguntas de las acusaciones populares, ha finalizado a las 17.30 horas.