Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Calderón insta al G-20 a ver la crisis como "una oportunidad para el cambio"

El primer ministro británico, Gordon Brown (i), y el presidente mexicano, Felipe Calderón. EFE/Archivotelecinco.es
El presidente de México, Felipe Calderón, instó hoy a la cumbre que el G-20 (grupo de los principales países industrializados y emergentes) celebra mañana en Londres a afrontar la crisis "como una extraordinaria oportunidad para el cambio".
"Creo que esta crisis puede y deber verse como una oportunidad para reemplazar las viejas ideas con ideas nuevas y actuar con audacia e imaginación", afirmó Calderón en un acto en el Parlamento británico, en el tercer día de su visita de Estado al Reino Unido.
"Ésta es una oportunidad para el mundo para, por ejemplo, renovar las instituciones financieras internacionales", indicó el Presidente ante una audiencia formada por diputados y lores, en la víspera del cónclave del G-20, grupo del que es miembro México.
"Necesitamos -prosiguió- aumentar los recursos para conceder préstamos, además de incluir a las economías emergentes en el proceso de decisión (de las instituciones multilaterales)".
La reforma de los organismos multilaterales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Interamericano de Desarrollo, será una de las grandes reivindicaciones de México en la cumbre del G-20.
Calderón ya remarcó el martes que su país "está preparado para apoyar la reforma" de los organismos multilaterales, aunque también dispuesto a "aprovechar las ventajas" de ese cambio mediante la facilitación del acceso a crédito.
Mientras Calderón hablaba ante el Parlamento británico, el Banco de México y la Secretaría de Hacienda de México informaron hoy de que el Gobierno pidió al FMI una línea de crédito de contingencia, con vigencia de un año, por unos 47.000 millones de dólares.
En un encuentro con la prensa en Londres, el secretario de Hacienda de México, Agustín Carstens, se congratuló por esa línea de crédito, y aseguró que los países del G-20 están "trabajando muy fuerte" para lograr "avances importantes" en la cumbre.
En su discurso ante los diputados y lores, Calderón también consideró "necesario adoptar medidas contracíclicas en cada país" para atajar la recesión mundial, al tiempo que reafirmó el "compromiso" de México con el "libre comercio".
"México -subrayó el jefe de Estado mexicano- es uno de los pocos países que ha reducido recientemente aranceles, ya que el libre comercio es una poderosa herramienta para el crecimiento".
"Sé -insistió- que todo el mundo quiere proteger su propia economía. Mi mensaje es: la mejor manera de proteger nuestras economías es rechazar las protecciones".
En la reunión del G-20, agregó el gobernante norteamericano, "México insistirá en que no podemos permitir que esta crisis erosione la fe en la libertad económica".
Calderón abordó esos temas antes de acudir esta noche a la recepción que la reina Isabel II ofrecerá a los líderes del G-20 en el Palacio de Buckingham, su residencia oficial en Londres.
Tras ese acto de bienvenida, el gobernante latinoamericano asistirá a la cena de los mandatarios del G-20 que se celebrará en el 10 de Downing Street, residencia y despacho oficial del primer ministro británico, Gordon Brown, quien ejercerá de anfitrión.
Antes de su visita al Parlamento, el Presidente mantuvo en esta capital un desayuno de trabajo con banqueros y empresarios británicos para animarles a aprovechar las oportunidades de su país como "destino fértil para la inversión".
En ese encuentro también estuvieron presentes, entre otros, el presidente del banco español BBVA, Francisco González; el director ejecutivo de Abbey National Bank (filial del banco español Santander), Antonio Horta; y el responsable del Santander para América Latina, Francisco Luzón.
Al término de la cumbre del G-20, Felipe Calderón concluirá su visita de Estado -la primera de un presidente mexicano a este país desde 1985- en una ceremonia en el Palacio de Buckingham, donde se se despedirá formalmente de Isabel II.