Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Camacho acusa al PSC de "hacer el juego" al independentismo en vez de plantarse

Afirma que el "papel lamentable" de Rubalcaba y Navarro ayuda a los independentistas
La presidenta del PP de Cataluña, Alícia Sánchez-Camacho, ha lamentado este lunes que el PSC "le haga el juego al independentismo catalán y no tenga el valor de plantarse" y ha opinado que la actitud del líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y del PSC, Pere Navarro, está ayudando al discurso independentista.
Al preguntársele en rueda de prensa por las declaraciones de Rubalcaba en que criticaba al presidente del Gobierno por decir 'no' a todo sobre el proceso soberanista, ha considerado que "le pasa el mismo síndrome que a Navarro, que no saben dónde están, que un día dicen una cosa y otro día otra".
"Aquí no se dice 'no' a todo, se está explicando la Constitución, que quienes traspasan la Constitución y quebrantan el modelo democrático son otros. Sólo decimos que la Constitución de todos no permite un referéndum, y, que yo sepa, Rubalcaba no está de acuerdo en cambiarla para hacer un referéndum", ha argumentado.
"Su falta de liderazgo le está llevando a hacer un papel lamentable porque ayuda al discurso de CiU y de los independentistas con sus declaraciones irresponsables", ha criticado.
Para ella, las últimas actitudes de los socialistas "son claramente decepcionantes" y el PSC esta más perdido que nunca, tal y como demostraron en la última votación en el Parlamento, según sus palabras.
Ha indicado que Navarro "hace un discurso que no entienden ni sus votantes", por lo que le ha pedido que consolide su liderazgo y una posición clara en contra de la independencia para no seguir ayudando a Mas.
En este sentido, ha insistido en reclamar al líder de los socialistas catalanes "que deje atrás las ambigüedades" y se ponga de lado de los que dicen que la consulta es ilegal, como hace el PP.