Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Camacho considera una evidencia que Mas "no controla la política catalana"

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha considerado este lunes una evidencia que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, "no controla la política catalana", por considerar que está en manos de ERC, la ANC y Òmnium Cultural.
En una entrevista de TV3 recogida por Europa Press, Camacho ha contestado así a la pregunta de si es una provocación que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, haya asegurado durante el 12 de octubre no saber "quién manda en Cataluña", una afirmación que la dirigente ha considerado normal dada la situación.
La presidenta popular ha señalado que al Ejecutivo catalán se le está agotando el plazo para elaborar el censo y el resto de requisitos para convocar la consulta, por lo que ha avisado a los catalanes de que "cuando Mas dijo que esto era legal y tenía garantías democráticas, no les dijo la verdad".
Camacho ha rechazado que sean los ayuntamientos quienes convoquen "un referéndum folclórico", que se celebre en algunos municipios sí y otros no y que no sea reconocido en ninguna parte.
Preguntada sobre si Gobierno y Generalitat se reunirán en las próximas semanas si el Govern retira la consulta, ha asegurado que el Ejecutivo de Rajoy tiene la voluntad de hacerlo.
12 DE OCTUBRE
Sobre la celebración del 12 de octubre en Barcelona, con la participación de 38.000 personas según la Guardia Urbana, ha considerado que al convocatoria fue un éxito, con un centro "abarrotado".
Camacho ha comentado que si no ha habido más seguimiento ha sido en parte por la duración del acto y las altas temperaturas: "En un acto extenso, hubo quien no pudo aguantar ese calor tan fuerte", pero ha celebrado que tantas personas salieran a la calle para celebrar un concepto de España que considera que hay que recuperar con orgullo.