Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Camacho avisa a Mas de que fijar ya la fecha de la consulta dificultaría la negociación con Rajoy

Admite que no tenía conocimiento del encuentro entre los dos presidentes
La líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha advertido este lunes al presidente de la Generalitat, Artur Mas, que fijar la fecha de la consulta después de la Diada tal y como le reclama ERC y la Assemblea Nacional Catalana (ANC) perjudicaría la negociación con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.
"Si cede a las presiones y fija una fecha, será un escollo que no beneficiará al diálogo", ha afirmado en rueda de prensa, en la que ha reclamado al presidente de la Generalitat que no utilice un discurso diferente en Madrid y en Cataluña.
La dirigente popular, que desde que Rajoy llegó a la Moncloa ha presumido de ser la interlocutora con el Gobierno central sobre los debates catalanes, ha reconocido que desconocía el encuentro que habían mantenido ambos presidentes, así como el contenido de la reunión.
Sin embargo, ha advertido al presidente de la Generalitat de que la posición de Rajoy es clara y "no autorizará nunca una consulta ilegal", y ha alertado de que no permitirán que Mas finja abrir un diálogo para no modificar un ápice el proyecto soberanista y acabar acusando al Estado de boicotear la consulta.
"Entendemos que Mas promueve el proceso con una mano y dice con otra a Rajoy que sabe y cree que eso tendrá unos límites", ha continuado Camacho, que ha interpretado que de las últimas intervenciones del presidente de la Generalitat se deduce un doble discurso.
Por ello, la líder del PP catalán ha reclamado al presidente de la Generalitat que actúe "con inteligencia, responsabilidad y lealtad", aparcando el proceso soberanista y centrándose en solucionar problemas que afectan a los catalanes como la necesidad de mejorar la financiación autonómica.
Camacho ha sostenido que con esta negociación Mas tiene una oportunidad para demostrar que "no está sometido" a la voluntad de ERC, la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural y se centre en defender a todos los catalanes.
"ESCAPARATE INDEPENDENTISTA"
La dirigente popular también ha reclamado al presidente catalán que no convierta la Diada del 11 de septiembre en "un escaparate independentista mundial", y ha criticado que la fiesta deje de ser por segundo año consecutivo una jornada de integración y convivencia.
Sin embargo, Camacho no ha desvelado todavía si su partido acudirá a los actos institucionales de este miércoles o limitará su participación en la Diada al acto que organizará el PP catalán en Barcelona presumiblemente por la mañana.