Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Campo (PSOE) espera que el Congreso retome la creación de una comisión que derribe "muros" contra la corrupción

El juez en excedencia y diputado por el PSOE Juan Carlos Campo Moreno ha mostrado este jueves su deseo de que el Congreso resultante de las próximas elecciones generales del 26J retome la creación de una comisión en la cámara baja que derribe los "muros" en la lucha contra la corrupción.
La creación de esta comisión sin capacidad legislativa fue aprobada en Pleno el 15 de marzo con el voto favorable de todos los grupos parlamentarios, con la única abstención del PNV, como una forma de impulsar medidas para la regeneración democrática.
Entre otras cuestiones, los diferentes portavoces esperaban evitar que se activara el 'ventilador' entre ellos utilizando la corrupción en la confrontación política. La puesta en marcha de esta comisión tendrá que ser retomada al disolverse las Cortes con la nueva cita electoral.
Se trataría, en palabras de Campo, portavoz socialista de Justicia en la XI Legislatura, de una comisión específica destinada a la lucha contra la corrupción desde donde se impulsaría "una auditoría que no se limite sólo al diagnóstico, sino que rompa con todo aquello que suponga un muro entre el ciudadano y sus instituciones".
Durante una conferencia en la sede del PSOE valenciano, el diputado por Cádiz ha sostenido que España necesita urgentemente una "ITV democrática" y que debe ser en el Congreso donde se "encuentren mejores y más completas fórmulas para luchar contra la corrupción, así como saber hacer propuestas de reformas institucionales y legales".
Entre otras medidas, ha abogado por fortalecer las instituciones democráticas, mejorar la representación política, la democracia interna de los partidos políticos, mayor participación ciudadana, regular de manera exhaustiva los conceptos de intereses de los cargos públicos y electos y reforzar la imparcialidad y la independencia de los órganos constitucionales y reguladores.