Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Canarias apuesta por la reforma del Estatuto para garantizar que no se trate a los canarios "como ciudadanos de tercera"

El vicepresidente y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad del Gobierno de Canarias, José Miguel Pérez, ha apostado por la reforma del Estatuto de Autonomía para, entre otras cosas, "garantizar que los ciudadanos de Canarias no son tratados como ciudadanos de tercera división en relación a los de otras comunidades".
En declaraciones a los medios de comunicación, comentó que el Ejecutivo regional llevaba en su programa esta reforma. "La reforma del Estatuto de Autonomía, la reforma del sistema electoral canario, y además, la reforma de la Ley que debe regir en los cabildos canarios lo llevábamos los diligentes que nos presentamos en las elecciones", dijo.
"Todo esto --insistió-- se está cumpliendo y el presidente anunció en el inicio de esta etapa del curso político que ha llegado el momento de hacerlo, entre otras cosas para garantizar que los ciudadanos de Canarias no son tratados como ciudadanos de tercera división".
Pérez comentó que hay que mejorar un Estatuto que quedó anticuado en el tiempo respecto a otros que se reformaron en su día como ocurre en Andalucía como ocurre en Extremadura, o como ocurre en Cataluña.
"Necesitamos, por tanto, emprender esto, necesitamos un sistema electoral más justo, y necesitamos desde luego una Ley de Cabildos, ya que queremos tanto a los Cabildos, por supuesto y yo he sido presidente de Cabildo, que no haga depender los Cabildos canarios de una Ley de Grandes Ciudades en muchos sentidos", aseveró.
Para el vicepresidente, en Canarias se va a hacer [la reforma] y será el PP quien mantenga su posición. "Hemos empezado con un grado de sensatez considerable --continuó--. A diferencia de lo que ha hecho Cospedal en Castilla La Mancha, donde ha sacado adelante una reforma del Estatuto sólo con el apoyo del PP, en Canarias hemos arrancado y lo ha anunciado el presidente con el texto que en su día obtuvo el consenso de todas las fuerzas políticas, incluido el PP en las islas".
"Estamos ahora en condiciones de hacerlo, si el actual ministro canario se opone a colocar a Canarias en la primera división de las autonomías españolas tendrá que explicarlo", concluyó.