Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carmena pide disculpas a los integrantes de la Cátedra de Memoria Histórica si les ofendió cuando habló de "disparate"

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha pedido este viernes disculpas a los integrantes de la Cátedra Complutense de Memoria Histórica que estaban elaborando una lista para asesorar al Consistorio en el cambio del callejero franquista, por si les ofendió cuando habló que la inclusión de algunas calles como la de Salvador Dalí era un "disparate".
En declaraciones a Onda Cero, recogidas por Europa Press, ha sido preguntada por el comunicado que emitió la Cátedra, donde además de anunciar que renunciaban a asesorar al Ayuntamiento, criticaron que la alcaldesa se hubiera referido al supuesto listado sin contrastar que fuera verídico.
La alcaldesa ha explicado que ella respondió a una pregunta de los medios y que aunque se intenta "precisar" a veces no se puede "precisar tanto". "Me preguntaron qué me parecía si esas calles (la de Salvador Dalí o Concha Espina) podrían estar incluidas y lo que dije y mantengo es que es un disparate", ha explicado.
La retirada de estos nombres cree que es un "disparate" porque no está dentro de lo establecido por la Ley de Memoria Histórica, y ha añadido que "no quería hacer un análisis" sobre el documento de la Cátedra en sí. "Si les ofendí, les pido disculpas", ha destacado.
Preguntada por qué criterios se deberían seguir a la hora de retirar estas calles, Carmena ha indicado que la propia ley habla "de exaltación personal o colectiva del levantamiento militar, la Guerra Civil o la represión de la dictadura" y que a estas cuestiones hay que ajustarse, teniendo en cuenta las excepciones por razones artísticas u otras, también recogidas en la normativa.
"La ley da unas pautas y el sentido común y la responsabilidad es lo que nos tiene que poner llevarlas a la práctica", ha señalado Carmena, quien ha recordado que cuentan con cuatro meses para elaborar un protocolo en toda regla.