Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carod ve a la banda "convencida" de que la violencia se ha acabado para siempre

Ve al Gobierno falto de "complicidad internacional" para afrontar los escenarios vasco y catalán
El exvicepresidente de la Generalitat y exlíder de ERC Josep-Lluís Carod-Rovira ha sostenido que el proceso de paz en el País Vasco es sólido porque "los primeros que están convencidos" de que la violencia se ha acabado para siempre son los propios miembros de ETA.
En una entrevista de Europa Press, ha argumentado que esto lo mejor que podía pasar, ya que ETA es "una gente que durante décadas ha creído que la manera de hacer avanzar un proyecto político era utilizar la violencia y, por lo tanto, poner encima de la mesa vidas humanas".
Carod ha expuesto que el hecho de que ETA esté decidida a acabar definitivamente con la violencia debería alegrar "a cualquier demócrata de cualquier lugar del mundo", pero ha afirmado que no es el caso del Gobierno central.
Aunque considera que los escenarios en Cataluña y Euskadi son completamente diferentes, ha censurado que la respuesta del Ejecutivo de Mariano Rajoy es la misma: decir 'no' a cualquier aspiración de catalanes y vascos de reivindicar la "diversidad nacional" del Estado.
"Es un gobierno que no tiene ni credibilidad ni complicidad internacional, y lo que hace es entrar en una fase de autismo político", ha concluido sobre el Ejecutivo central, al que ve solo enfrentándose tanto a la situación del País Vasco como a la de Catalunya.
Sobre el caso catalán, el exlíder de ERC --alejado de la primer línea política desde 2010-- sostiene que la actitud de Rajoy genera cada día nuevos soberanistas, ya que "cada nuevo 'no' de España se convierte en 100 'sí" a favor de la independencia.
Carod, que ha reeditado su libro '2014' (Pagès Editors), publicado por primera vez en 2008 y en el que vaticinaba la celebración de una consulta este año, argumenta que la situación vasca y la catalana es la misma porque, entre otras cosas, en Euskadi hay "una herencia importante de sufrimiento por las víctimas de uno y otro bando".
DIEZ AÑOS DE LA REUNIÓN
Polémica y recordada es la reunión que mantuvo con ETA en 2004, que causó un terremoto político en España y que le costó tener que dimitir como 'conseller en cap' del recién formado Govern tripartito de PSC, ERC e ICV-EUiA.
Cuando se cumplieron este enero diez años del encuentro, el propio Carod apuntó que, aunque aquella reunión le "cambió la vida", valió la pena porque la violencia ha dejado de existir y de interferir en el independentismo.