Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casado (PP) incide en que los aforamientos se pueden reformar pero rechaza "abrir en canal" el sistema

Mantiene que el partido es "intransigente" "cualquier práctica irregular" y que tiene una trayectoria "intachable"
El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha reiterado que su partido considera que el aforamiento del que gozan los representantes políticos de los ciudadanos se puede "estudiar" y "reformar" pero sin "abrir en canal" el sistema de convivencia.
En declaraciones a los periodistas en Ceuta, tras asistir a la Junta Directiva del PP de la ciudad autónoma, Casado ha señalado que si esa figura procesal se percibe como "una dificultad para que la justicia actúe", se pude reformar, al igual que aspectos como el funcionamiento interno de los partidos, la limitación de cargos o la elección de los propios representantes públicos.
Así, ha recordado que son aspectos que se hablaron en la última conferencia política del PP y que pueden llevarse a cabo en base a un "acuerdo sensato" con el resto de partidos, pero ha advertido de que éstos también proponían la reforma del sistema electoral para que recoja que gobierne la lista más votada y, sin embargo, esta petición, ahora, "se les ha olvidado".
"Espero que lleguemos a esos puntos de acuerdo sin abrir en canal el sistema", ha incidido el responsable del PP, que ha subrayado que este partido sí sabe lo que quiere, "no como el resto de fuerzas políticas que proponen reformar la Constitución pero no saben para qué".
Así, ha dicho que al respecto de la propuesta socialista para la reforma constitucional, dentro del propio partido "unos querían federalismo, otros confederalismo, unos un sistema simétrico...". "No tenían ni idea de lo que querían, aquí sí lo sabemos", ha contrapuesto el diputado nacional, para el que sí se puede "reformar alguna institución para que estén más cerca de los representados y tengan un reglamento más ágil", pero que ha insistido en rechazar una "legislatura constituyente para abrir en canal el sistema".
"INTOLERANTES CON LAS IRREGULARIDADES"
Por otro lado, Casado ha defendido algunas de las señas de identidad de los 'populares', como "la eficacia en la gestión" o la "honestidad en el ejercicio de las funciones públicas", ya que son, según sus palabras, "esencia de nuestro partido".
Al igual que afronta el desafío terrorista o la unidad de España, el PP tiene en la "intolerancia a las irregularidades" uno de los "principios y valores" de los que el partido se siente más "orgulloso". "Somos intransigentes con cualquier práctica irregular en el ejercicio público", ha defendido el responsable 'popular', que ha recalcado que "a la política se viene a servir a los demás, no a servirse del cargo".
Casado también ha pedido que los 'populares' deben "reflexionar" sobre lo que hacen y cuando son "útiles" para el proyecto común y ha advertido de que "ninguna practica irregular se va a tolerar"; además, considera que los 'populares' están actuando "con contundencia" frente a las posibles prácticas corruptas y ha afirmado que se sienten "muy orgullosos" de pertenecer a este partido "con una trayectoria histórica intachable".
Su responsabilidad hacia el futuro --ha dicho-- va a seguir siendo la misma. Casado ha concluido que los 'populares' pueden "ir por la calle con la cabeza muy alta porque las cosas se están haciendo bien y ningún otro partido nos va a dar lecciones".