Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casado (PP) ve una "trama personal" y está convencido de que Granados actuaba "a espaldas" de Aguirre

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, está convencido de que la red 'Púnica' era una "trama personal, de socios que actuaban en beneficio propio", y también de que su cabecilla, el exsecretario general del PP de Madrid Francisco Granados, actuaba "a espaldas de la dirección" del partido y de su presidenta, entonces Esperanza Aguirre.
En una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, Casado ha argumentado que incluso en las grabaciones del sumario queda claro que Granados "actuaba libremente y con una persona de su estricta confianza a la hora de delinquir", de manera que no cree que las prácticas corruptas desveladas en la trama fuesen algo "estructural" en el PP de Madrid.
Preguntado quién toma las decisiones sobre la financiación de las campañas electorales, ha recalcado que, hasta la reciente reforma de la ley, el tesorero de los partidos era el último responsable y además "la financiación era más opaca" y estaban permitidas las donaciones de empresas.
"La dirección nacional no se ocupa de todas las campañas, ni siquiera la dirección regional de todas las campañas municipales", ha explicado. Otra cosa, ha admitido, es que la trama haya podido beneficiar a la campaña en algún municipio, como dice el sumario de otra trama, la Gürtel --donde el PP figura como partícipe a título lucrativo de los delitos cometidos por los ex alcaldes de Majadahonda y Pozuelo de Alarcón--.
Casado ha asegurado que las revelaciones sobre Francisco Granados a cargo de su socio, David Marjaliza, le producen "vergüenza y bochorno", porque se trata de informaciones "absolutamente vomitivas". Y aunque ha remarcado que todos los implicados están ya fuera del partido, cree que tienen que "pedir disculpas a todos los ciudadanos" por haberlos tenido dentro.