Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casado dice que sería "muy generoso" que Barberá diera un paso atrás para que no se hable de ella y sí de casos del PSOE

Apuesta por limitar los aforamientos al desempeño de la función política
El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha reiterado este miércoles que él cree que "sería muy generoso" que la exalcaldesa de Valencia y senadora Rita Barberá "diera un paso atrás", para así evitar que se hable de ella y en cambio sí se hable de varios casos que afectan a los socialistas y a otros partidos.
En una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, Casado ha destacado además que sobre ella no pesa ninguna imputación ni "sombra de sospecha judicial" y ha confiado en que el asunto se cierre cuanto antes.
Y aunque ha insistido en que el PP será contundente con la corrupción, ha lamentado que sólo se ponga el foco en ellos y no en otros casos que han sucedido esta semana con socialistas como protagonistas: la entrada en la cárcel de la exalcaldesa de Jerez (Cádiz), la petición de prisión para el alcalde de Dos Hermanas (Sevilla), el encausamiento de un consejero aragonés y la dimisión de un viceconsejero y un interventor andaluces por los ERE.
Con todo, cree que es positivo que Barberá no vaya a ocupar la presidencia de la Comisión Constitucional del Senado, positivo "para ella, para la institución y para el partido", porque la comisión va a tener mucha relevancia esta legislatura, dado que varios partidos quieren proponer una reforma constitucional, y la presidencia de Barberá no facilitaría la actuación de la Comisión, ni del grupo, ni de ella misma. "No hay que suponer ninguna culpabilidad pero a veces el hecho de no estar en el foco ayuda a la persona y también al partido", ha añadido.
Además, ha explicado que puesto que la exalcaldesa fue elegida senadora autonómica el pasado mayo, su designación para la Diputación Permanente se hizo entonces, tras las elecciones municipales y autonómicas.
En todo caso, se ha mostrado partidario de limitar los aforamientos de los políticos "al desempeño de la función política" para evitar casos relacionados más bien con la "inquina partidista".
Casado ha recordado que el hoy ministro de Industria en funciones, José Manuel Soria, se vio envuelto en un proceso a cargo de una juez que hoy es diputado de Podemos que se quedó en nada.