Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El exconseller Castells ve más coherente a Ernest Maragall que a los diputados del PSC en el Congreso

El exconseller socialista de Economía Antoni Castells ha defendido este jueves que "es más coherente" que Ernest Maragall se desmarcase del PSC en la votación del pacto fiscal en el Parlament que el hecho de que los socialistas catalanes en el Congreso apoyasen la Travesía Central Ferroviaria del Pirineo (TCP).
En declaraciones a los periodistas antes de participar en la entrega del premio Canigó con el que la Universitat Catalana d'Estiu (UCE) ha galardonado al expresidente de la Generalitat Pasqual Maragall, ha mostrado su respeto por la decisión de Ernest Maragall de desmarcarse de sus compañeros de partido en la votación sobre el pacto fiscal.
"Me parece absolutamente respetable y, por cierto, más coherente que lo que hicieron los diputados del PSC en el Congreso cuando tuvieron que votar sobre el Corredor Mediterráneo" --ha afirmado--, favoreciendo al TCP en vez de ese corredor.
El exconseller se ha referido también a la negociación del pacto fiscal que debe iniciar el Govern en los próximos días, y ha pedido que no se repitan los errores que, a su juicio, se produjeron durante la última negociación para mejorar la financiación catalana.
"Cuando nosotros negociábamos con Madrid, desgraciadamente la oposición en Cataluña disparaba contra el gobierno de su país y no contra el de Madrid. Eso no quisiera que volviese a suceder", ha afirmado.
Sin embargo, ha advertido al Ejecutivo catalán de que la unidad de las fuerzas catalanas imprescindible para lograr el objetivo del pacto fiscal no debe significar que todo el mundo se adhiera a la propuesta de CiU.
Castells se ha mostrado favorable a que Cataluña disponga de una hacienda propia y tenga poder normativo, administrativo y sobre el rendimiento de los impuestos de los catalanes: "Cuanto más responsables podamos ser de los impuestos que pagan los catalanes, mejor".
MENOS MADRID Y MÁS BRUSELAS
Preguntado sobre si es partidario de que Catalunya devenga un Estado, ha abogado por contar con una estructura política de autogobierno dentro de una vía federal europea minimizando al máximo las dependencias que existen ahora con el Gobierno central.
"Todo lo que sea transferir poder político de Madrid a Bruselas me parece una excelente noticia. Quiero más poder político en Catalunya y en Bruselas, y tan poco como sea posible en Madrid", ha zanjado.