Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez Castro abre la vía para juzgar el sobrecoste de la maqueta del Palma Arena

El juez instructor del caso Palma Arena, José Castro, ha puesto fin a la instrucción de la pieza separada relativa al encargo de la maqueta del velódromo palmesano, cuyo coste inicial fue de 31.320 euros si bien el Govern acabó abonando por los trabajos un total de 66.120 euros sin que conste ningún tipo de justificación.
Así lo pone de manifiesto el magistrado en el auto de transformación a procedimiento abreviado que ha dictado como paso previo a la apertura de juicio oral por estos hechos. En concreto, mantiene la imputación del autor de la maqueta, Ezequiel Mora, y del administrador de Nimbus, Miquel Romero, quien abonó al primero una factura de 31.320 euros, cantidad que repercutió, junto a otros 34.800 euros, a los honorarios que los arquitectos del velódromo habían cobrado del Govern.
En concreto, el juez les imputa delitos de malversación de caudales públicos y falsedad en documento mercantil. Castro ha dado diez días a las acusación para que formulen sus escritos de calificación.
(HABRÁ AMPLIACIÓN)