Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cayo Lara avisa que la reforma para que sea alcalde el candidato más votado podría acelerar alianzas preelectorales

Defiende que sacar al PP de las instituciones es "una prioridad" y ve a IU como "el eje" sobre el que "pivote" un cambio de Gobierno
El coordinador federal de IU, Cayo Lara, ve la reforma electoral en la que trabaja el PP para que sea alcalde el cabeza de lista de la candidatura más votada como "un golpe de Estado" a la democracia municipal, algo que a su juicio obligaría a actuar a los demás partidos y "provocaría la posibilidad" de tener que buscar alianzas preelectorales.
En declaraciones a Europa Press, Lara ha sido muy duro con la iniciativa que promueven los 'populares' con la vista puesta en las municipales de 2015 y que cree que tiene su origen en los resultados obtenidos por el PP en las pasadas elecciones al Parlamento Europeo, en las que perdió más de 2,5 millones de votos.
"El PP ha visto que puede perder muchas grandes ciudades, mucho poder, y quiere intentar retorcer la legislación y dar un golpe de Estado", ha alertado Lara, quien advierte de que el primer paso se ha dado ya en Castilla-La Mancha, donde se ha reducido el número de diputados y se les ha retirado el sueldo fijo.
COMO FRANCO
"Quiere volver al sistema censitario, que hagan política solamente los ricos --ha censurado--. Y los pobres, los que tienen que trabajar cada día para comer, que no se puedan dedicar a la política. Y la política dejarla como diría Franco en su momento: No se meta usted en política y haga lo que yo".
El líder de IU cree que, una vez probado el sistema en las Cortes castellanomanchegas, "el siguiente paso" son los ayuntamientos para "consolidar el poder por la puerta de atrás". Según ha apuntado, para que el alcalde sea el candidato más votado, su partido tendrá que contar además con "un plus" de concejales que le permitan tener mayoría absoluta, algo que considera "antidemocrático".
Para Lara, esta reforma se enmarca en la "involución" promovida por el PP, por lo que espera que finalmente el PSOE no acceda a llegar a un acuerdo al respecto. "Le harían un flaco favor a la democracia y además cavarían su tumba definitiva como Partido Socialista", ha advertido.
El líder de IU ha reconocido que esta reforma electoral alteraría la estrategia de todos los partidos de aquí a mayo del próximo año, aunque no ha querido adelantar acontecimientos porque espera que el PP no lleve a cabo sus planes y dé marcha atrás reconociendo que "el candidato de la lista más votada no quiere decir que sea el más querido".
Sin embargo, ha reconocido que, si esa reforma sale adelante, "lógicamente provoca la posibilidad de que se puedan producir ya no sólo alianzas o convergencias post electorales sino que se tengan que producir preelectorales". "Pero eso ahora mismo es hablar de futurología, no vamos a adelantar acontecimientos", ha defendido.
CONVERGER CONTRA EL PP
Toda esta labor con la idea de que "echar al PP" de las instituciones a "una necesidad democrática" porque sus políticas de los últimos años "han hecho mucho daño" al país. "Están expoliando el Estado, lo público", alerta Cayo Lara ante la necesidad de "combatir las políticas neoliberales y las políticas de derechas las haga quien las haga".
En este escenario, IU sigue "con la misma hoja de ruta" y trabaja con la idea de "converger con todas las fuerzas políticas, sociales y sindicales que consideran que hay que darle una alternativa a estas políticas que tanto daño están haciendo al país" y para las que es "una prioridad" expulsar al PP de las instituciones y "generar una alternativa".
Esta estrategia se traslada también a las elecciones autonómicas, en las que Cayo Lara reconoce que "hay más posibilidades" de buscar acuerdos y alianzas en las provincias en las que se elige menor número de diputados y, por tanto, cada candidatura necesita un mayor porcentaje de votos para poder acceder a los parlamentos.
"Si los resultados que tienes no te dan la cifra necesaria para entrar, se van a propiciar más las alianzas de izquierda para conseguir cuotas de representación --ha explicado--. En otras provincias donde se elige mayor número de escaños y hay mayor proporcionalidad, seguramente la necesidad de alianzas son inferiores".
LOS PACTOS, EN MANOS DE LAS FEDERACIONES
En cualquier caso, ha dejado claro que las competencias sobre estos acuerdos corresponden a las distintas federaciones de IU y las "orientaciones generales" saldrán de una conferencia que la coalición celebre el próximo otoño.
En ella, la formación abordará la estructura programática para las próximas municipales y autonómicas después de haber realizado un trabajo previo "con todo el tejido social" en todo el territorio a través de sus federaciones.
Para Cayo Lara, el programa es "sagrado" porque es lo que "ata" a los partidos políticos con la ciudadanía, y cumplirlo "sigue siendo una de las asignaturas pendientes de este país". A su juicio, incumplir el programa con el que una formación se presenta a las elecciones debería "pasar factura" a través de un comité ético constituido a nivel institucional.
PROGRAMA ANTES DE ACUERDOS Y CANDIDATOS
Este trabajo programático es previo a la elección de posibles candidatos, según ha defendido el coordinador federal de IU, que considera que "no se pueden poner los carros por delante de los bueyes". Para él, primero se deben plasmar las propuestas que se quieren trasladar a la ciudadanía y después ya llegan los posibles acuerdos y "las caras".
"Primero tenemos que culminar la composición programática y después vendrá hablar de nombres y candidaturas --ha insistido--. Esa es la segunda fase. Primero tenemos que decir en qué nos entendemos, porque sin programa no nos podemos entender tú y yo".
Cayo Lara ha dicho que IU es un proyecto "permanentemente en construcción" porque está "siempre creciendo" y sumando alianzas, pero considera que la formación está preparada para convertirse en "el eje" sobre el que "pivote" un futuro cambio de Gobierno en España por la izquierda.
"No va a pivotar sobre otras organizaciones seguramente, y lo digo sin presunciones. Lo digo porque hay solidez, proyecto político, programa político y gente dispuesta a gobernar", ha sostenido poniendo como ejemplo Andalucía, donde la formación forma parte de la Junta con el PSOE.
IU, DISPUESTA A "MOJARSE" Y GOBERNAR
El líder de IU ha insistido en que su formación está dispuesta a "mojarse", gobernar y formar parte de gobiernos con todas las alianzas que ya ha adoptado y "las que tenga que hacer" para "quitarle el poder al poder y que el Gobierno no sea un títere de los poderes financieros y económicos de la Troika".
Sin embargo, ha dejado claro que IU "no es un apéndice del PSOE ni de nadie" y tiene su propia política y "hoja de ruta". "No somos apéndice ni muletilla de nadie. Tenemos personalidad propia, tenemos proyecto propio y por tanto en el camino nos seguiremos encontrando", ha reseñado.