Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cerca de 1.400 antidisturbios formarán el fuerte despliegue en Madrid ante la marcha 'Jaque al Rey' y el Madrid-Atleti

Un total de 28 Grupos de la Unidad de Intervención Policial (UIP) (formado cada uno habitualmente por 50 agentes) eleva a cerca de 1.400 agentes antidisturbios el despliegue previsto por la Policía Nacional para el próximo sábado en el que se celebrará la manifestación 'Jaque al Rey' y el derbi madrileño entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid que ha sido declarado de alto riesgo, han informado a Europa Press fuentes policiales.
Estas mismas fuentes han precisado que como en ocasiones anteriores habrá Grupos de UIP que se desplazarán desde fuera de la capital. Se trata de un fuerte dispositivo policial que tiene por objeto mostrar firmeza ante posibles convocatorias similares durante el curso político.
La Coordinadora 25-S, convocante de las concentraciones que llamaban a rodear y asediar el Congreso los meses pasados, ha decidido dirigir ahora sus acciones de protesta contra la monarquía ya que, a su parecer, es la institución que tiene "menor legitimidad de todo el entramado institucional".
Para pedir la "abolición de la monarquía" y el inicio de un proceso constituyente, el colectivo ha convocado el 28 de septiembre en Madrid una concentración en la Plaza de Oriente, donde se ubica el Palacio Real. La protesta irá precedida de una marcha que partirá de Moncloa a las 18 horas para llegar al simbólico enclave sobre las 19 horas.
Ese mismo día, a las 22 horas comienza en el Estadio Santiago Bernabeu, en el Paseo de la Castellana, el derbi entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid que ha sido declarado de alto riesgo por la Comisión Permanente de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte.
Esto obliga a una especial vigilancia por parte de las Fuerzas de Seguridad aunque el partido no contará con la presencia del Frente Atlético, los seguidores radicales el club rojiblanco, que como años anteriores no acudirá al recinto de su eterno rival en protesta por el alto precio de las entradas (70 euros la más barata).
Al no haber desplazamiento organizado por el grupo ultra, los agentes no tendrán que emplear un gran número de efectivos en escoltar su acceso al estadio desde Plaza de Castilla, punto de reunión habitual en este tipo de partidos.