Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chacón dice que Iceta y Domènech no hablarán de un referéndum a la canadiense, sino de la reforma constitucional

Cree que Iglesias pasó "el balón" a En Comú Podem porque sabe que defendiendo la consulta no puede negociar con Sánchez
La dirigente del PSOE y diputada del PSC Carme Chacón ha asegurado este jueves que en las conversaciones que mantengan el líder del PSC, Miquel Iceta, y el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, no estará la posibilidad de una "ley de claridad" como la canadiense, que posibilite un referéndum en Cataluña con una pregunta inequívoca.
"La respuesta es no, no va a ser así", ha dicho Chacón en una entrevista en Telecinco, recogida por Europa Press, a la pregunta de si esto se va a hablar con Domènech y también a si se someterá a debate en el conjunto del PSOE.
Aunque tanto ella como Miquel Iceta han abierto la puerta a una solución 'a la canadiense' si la reforma constitucional que propugna el PSOE no fuese aprobada en Cataluña, la exministra ha recalcado que la "propuesta política" del PSOE y el PSC es una reforma constitucional en sentido federal y, además, es "unánime".
Para Chacón, Iglesias propuso dejar este asunto en manos de Iceta y Domènech porque quería quitarse una "patata caliente". "Sabía que con ese balón sobre su mesa no podía negociar con el PSOE", ha dicho, y por eso se lo "pasó" al PSC y a En Comú Podem.
Así, ha asegurado que lo que el PSC va a hablar con En Comú Podem es cuáles son las reformas necesarias esta legislatura "y en materia territorial es la reforma de la Constitución para que España camine en un sentido federal".
Además, ha recalcado que desde que ha empezado la legislatura todos los socialistas están concentrados en conseguir un Gobierno que pueda hacer una reforma constitucional. Es más, está convencida de que la necesidad de una reforma de la Carta Magna está compartida unánimemente, y ha recordado que incluso el líder del PP y presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, habló de ella cuando se vio "acorralado" al final de la campaña electoral.
LE GUSTA LA "FORMA FEDERAL DE CANADÁ"
En cuanto a su posición personal, ha subrayado que ella siempre ha abogado por un Estado federal. Aunque ha afirmado que le "gusta la forma federal de Canadá" cree que lo mejor del Estado federal es que "tiene un traje adhoc para cada necesidad" y por eso es la forma más extendida del mundo, porque "consigue hacer trajes constitucionales y políticos suficientemente flexibles para resolver los problemas".
La exministra ha recordado que la posición de PSOE y PSC fue pactada en la Declaración de Granada en 2013 y que "no fue sencillo convencer" al PSOE de la necesidad de una reforma federal. "(La posición) Primero lo fue del PSC, o si quiere de Carme Chacón o de unos compañeros con Carme Chacón", ha relatado.
Esa reforma federal, ha explicado, pasaría por una reforma constitucional que tendría que ser votada en referéndum por todos los españoles y, después, habría un referéndum en Cataluña y en todas las comunidades que tengan nuevos Estatutos de Autonomía como "consecuencia" de esa reforma constitucional.
Preguntada también por la posibilidad de que PSOE y Podemos consigan un acuerdo global para formar gobierno, ha admitido que es "muy complicado" y cree que este miércoles se vieron avances principalmente en las formas. A su juicio, está por ver si también hay avances en el fondo, porque "una cosa es la libreta de Pablo Iglesias" y otra lo que unos y otros puedan moverse para llegar a un mínimo común denominador.