Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chacón acuerda con Scheffer una retirada coordinada y escalonada de Kosovo

La ministra de Defensa, Carme Chacón, ha coincidido hoy con el secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, en que la retirada de las tropas españolas de Kosovo será "coordinada, gradual, escalonada y flexible".
La ministra acudió a la sede de la Alianza a dar explicaciones en persona a Scheffer, una semana después del polémico anuncio del repliegue español, que provocó el reproche de la OTAN y declaraciones críticas de EEUU.
Durante la reunión de poco más de una hora, diez minutos a solas y el resto con sus respectivos gabinetes, Scheffer ha reiterado a la ministra que "respeta la decisión de España" y le ha agradecido el trabajo de las tropas, según la portavoz aliada Carmen Romero.
A la salida, la ministra se ha mostrado "satisfecha" y ha calificado como "muy cordial y muy agradable" el encuentro, en las únicas declaraciones públicas que ha querido hacer.
Por su parte, la OTAN ha calificado como "constructiva" esta entrevista, en la que Chacón ha estado acompañada por el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), Julio Rodríguez, el director general de Política de Defensa, Luis Cuesta, y el embajador español ante la OTAN, Carlos Miranda.
La OTAN ha recalcado que "las dos partes han estado de acuerdo en que el repliegue se va a hacer de una forma coordinada, gradual y escalonada", y que "ahora continuará un proceso de consultas tanto a nivel político como militar".
Al mismo tiempo, el Ministerio de Defensa español ha emitido un comunicado en términos muy parecidos.
"La ministra ha señalado que España desea que este proceso se desarrolle de manera coordinada con las autoridades de la Alianza y de una forma escalonada y flexible", según el texto.
"Las autoridades militares españolas están en contacto permanente con los responsables militares de la Alianza y adoptarán todas las medidas necesarias para que este proceso se lleve a cabo en las mejores condiciones posibles y con todas las garantías para la misión", ha recalcado también Defensa.
Chacón ha trasladado a Scheffer "el firme compromiso de España con los valores y principios de la Alianza" y ha recordado la "actitud constructiva de España tras la declaración unilateral de independencia, facilitando los consensos necesarios para que KFOR pudiese seguir actuando allí".
España es uno de los países que no ha reconocido la soberanía de la ex provincia serbia, y este ha sido uno de los motivos alegados para la retirada.
Por otro lado, después de que España haya sido acusada de ser un socio poco fiable, la ministra ha trasladado hoy al secretario general "el firme compromiso de España con los valores y principios de la Alianza y con sus operaciones".
En esta última década, cerca de 22.000 militares españoles han realizado más de 52.100 patrullas, en las que han recorrido más de 4 millones de kilómetros; participando en 241 misiones de desactivación de explosivos y distribuyendo, en este tiempo, casi 1.000 toneladas de ayuda humanitaria.
España considera que la misión KFOR, amparada por la resolución 1244 del Consejo de Seguridad de la ONU, "ha sido un éxito y está cumpliendo adecuadamente los objetivos que se había marcado".
Con ocasión de su primera visita a las unidades españolas destacadas en Kosovo, Chacón anunció el 19 de marzo pasado que para España "la misión está cumplida" y que los soldados españoles de la KFOR (fuerza de estabilización la OTAN en el territorio) "volverán a casa" de forma escalonada, antes del verano.
Un día antes Chacón había avisado al secretario general de la Alianza, quien una vez que el anuncio se hizo público declaró que no le había gustado.
Scheffer advirtió de que "si vamos a decidir sobre un cambio de tamaño o estructura de la KFOR, la decisión debería ser tomada sobre la base de una propuesta de las autoridades militares".
También expresó su "opinión personal" de que "todavía no existen las condiciones de seguridad en Kosovo", aunque garantizó que "la KFOR va a continuar manteniendo su plena capacidad para asumir todas sus tareas" en el territorio.