Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chávez reorganiza su Gobierno, con cambios pero sin grandes novedades

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, decidió hoy una reorganización de su Gobierno, con cambios de carteras y reestructuración de ministerios, pero sin caras nuevas en el Ejecutivo, destinado oficialmente a ser "más eficaz".
Los ajustes ministeriales, entre los cuales se destaca la asunción de forma provisional por el vicepresidente Ramón Carrizález, ratificado en el cargo, de la cartera de Defensa, fueron anunciados en una breve e inesperada comparecencia ante la prensa por el titular de Comunicación e Información, Jesse Chacón, que también continúa en el puesto.
Carrizález, coronel retirado del Ejército, sustituirá en Defensa al general en jefe Gustavo Rangel Briceño y ya se ha precisado que el relevo se llevará a cabo este mismo miércoles.
En su intervención en el Palacio presidencial de Miraflores, Chacón dio lectura al comunicado firmado por el presidente, que incluye cambios en siete carteras, al tiempo que se transfieren competencias y desaparecen dos ministerios.
Los ajustes no afectan a los titulares de los principales ministros, como el de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro; el de Finanzas, Alí Rodríguez; el de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, o el de Interior, Tarek El Aissami.
Según los cambios anunciados, al frente del ministerio de Trabajo estará María Cristina Iglesias, que ya ha ocupado diversos cargos en gabinetes de Chávez y que sustituirá al veterano dirigente comunista Roberto Hernández.
El de Comercio, anteriormente de Industrias Ligeras y Comercio, queda en manos de Eduardo Samán, ex titular de Protección al Consumidor, mientras la cartera de Infraestructura pasa a ser de Obras Públicas y Vivienda, y estará a cargo del ex vicepresidente Diosdado Cabello, uno de los colaboradores más cercanos a Chávez.
El de la Salud pasará a denominarse para la Salud y Protección Social y será dirigido por Jesús María Mantilla, que ya fue ministro en anteriores gobiernos de Chávez.
Asimismo se crea el ministerio para las Comunas, que sustituye al de Economía Comunal y cuya titular será Erika Farías, mientras que en Turismo Pedro Morejón sustituye a Olga Azuaje, otras caras conocidas del oficialismo.
La cartera de Participación y Protección Social desaparecerá y sus competencias se repartirán entre la de Salud y Protección Social y la de las Comunas.
Por su parte, la ministra para la Ciencia y Tecnología, Nuris Orihuela, tendrá también a su cargo Industrias Intermedias, que quedarán incorporadas a ese ministerio.
De acuerdo con la declaración leída por Chacón, estas "modificaciones estructurales" al inicio del "tercer ciclo histórico del proceso revolucionario", que fue proclamado por Chávez en noviembre pasado, están destinadas a "acelerar las dinámicas que rigen la administración del Estado para hacerlo más eficaz en su labor de construcción del bienestar e interés colectivo".
El ministro no hizo referencia al nombramiento, ya anunciado por Chávez la semana pasada, de Jorge Giordani, como titular de la cartera de Planificación, cargo que ya había ocupado en dos ocasiones anteriores.
El presidente venezolano ya había comentado su intención de realizar más cambios en el Gabinete, tras reiterar la necesidad de una gestión más eficiente por parte de sus ministros.
Los cambios, no obstante, no han incluido caras nuevas en el Gobierno, como se había sugerido desde diversos sectores, algunos de círculos opositores dispuestos a "dialogar", un diálogo que ha rechazado Chávez, y otros de las propias filas "chavistas".
Los cambios, no obstante, no han incluido caras nuevas en el Gobierno, como se había sugerido desde círculos opositores dispuestos a "dialogar" (un diálogo que ha rechazado Chávez) y desde las propias filas "chavistas".
La reorganización del Gabinete estará acompañada, según Chacón, de una revisión "minuciosa" de la estructura interna de los ministerios que no han sufrido cambios.
En ese caso también, señaló, se trata de conseguir una "mayor eficiencia", tal y como ha solicitado el propio presidente venezolano, criticado desde la oposición por las carencias a la hora de hacer frente a los problemas del país y a la crisis económica.
Hoy mismo, el ministro de Energía y Petróleo dijo que el Gobierno está reduciendo gastos para "ajustar los motores de la economía" y poder enfrentar mejor la crisis mundial.
En sus declaraciones, Ramírez reconoció que en los últimos años, con altos precios del barril de petróleo, se presentaron situaciones de "excesivo gasto" en el país, quinto exportador mundial de crudo.
"Es evidente que no podemos tener el mismo ritmo de gastos del año pasado", admitió.
El precio promedio del crudo venezolano en lo que va de año es de 36 dólares por barril, muy por debajo de los 60 dólares previstos en el presupuesto nacional para 2009.