Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CiU, ERC e ICV-EUiA no dan credibilidad a la propuesta federal de PSC y PSOE

CiU, ERC e ICV-EUiA han coincidido en no dar credibilidad a la propuesta federal que promueven PSOE y PSC después de que las cúpulas de ambos partidos se hayan reunido este martes en Barcelona para sellar un documento que impulse su modelo de Estado frente al debate soberanista.
En rueda de prensa desde el Parlament, el líder de CiU en la cámara catalana, Jordi Turull, ha considerado que la reunión --presidida por el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez-Rubalcaba, y el primer secretario del PSC, Pere Navarro-- ha supuesto "la escenificación definitiva de una tomadura de pelo a los catalanes".
El dirigente de la federación ha criticado que los socialistas apoyaran en su programa electoral que fueran los catalanes quienes decidieran mediante una consulta qué querían ser y ahora "quieran imponer" el modelo de Estado federal sin preguntar a los ciudadanos si es lo que desean.
La secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha retado a PSC y PSOE a dejar por un momento su proyecto político de reforma constitucional y aclarar si están dispuestos a hacer "lo que haga falta" para que los catalanes se pronuncien en una consulta.
Por su parte, el líder de ICV-EUiA en el Parlament, Joan Herrera, ha lamentado que PSOE y PSC "vayan muy por detrás de lo que pide la gente", y se ha mostrado convencido de que la mayoría de socialistas entienden perfectamente que ante el escenario actual es necesario que los catalanes se pronuncien a través de una consulta.
En rueda de prensa desde la sede de C's, el portavoz de este partido, Matías Alonso, ha acusado este martes a las sucesivas cúpulas del PSC y del PSOE de ser parte de la génesis del "problema catalán" porque cuestionan el modelo de Estado y proponen un federalismo asimétrico.