Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CiU, ERC e ICV-EUiA apelarán sin reproches a que Rajoy avale la "democracia" en Cataluña

Junqueras no irá a Madrid pese a ser suplente de Rovira y seguirá el debate en la sede de ERC
Los portavoces de CiU, ERC e ICV-EUiA que defenderán este martes la proposición de ley del Parlament para que el Estado traspase a la Generalitat la competencia para convocar referéndums han asegurado que van al Congreso a apelar sin reproches al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para que avale la "democracia" en Cataluña.
Así se ha manifestado en declaraciones a Europa Press el líder de CiU en el Parlament, Jordi Turull, que asegura que tratará de explicar que se trata de una situación "histórica", compartida por la mayoría del pueblo catalán y a la que no se puede dar la espalda.
"Si quieren, es posible", dice Turull, que destaca que el Estado debe verlo como una oportunidad, no como un problema, y avisa de que no encontrarán contradicción alguna en los discursos de los tres portavoces parlamentarios catalanes porque acuden en nombre de una mayoría del Parlament.
La secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha asegurado a Europa Press que su partido va al Congreso sin acritud a reivindicar algo que consideran esencial, "votar es democracia", algo que --ha alegado-- es un derecho que no se puede negar al pueblo catalán.
Los republicanos también dejarán claro al Ejecutivo central que la Generalitat hará todo lo posible para que los catalanes puedan votar, y dirán al presidente Mariano Rajoy que sería muy triste que convierta su negativa a la consulta en un "simple acto administrativo".
Rovira hablará del proceso soberanista en Escocia, territorio donde en septiembre se realizará un referéndum de las mismas características que piden los soberanistas catalanes, y que tiene el aval de "una persona tan moderada" como el primer ministro británico, David Cameron: ERC apelará a que Rajoy siga sus pasos.
El líder de ICV-EUiA en el Parlament, Joan Herrera, ha coincidido en que reclamarán votar como una "demanda democrática transversal" en la sociedad catalana y en la necesidad de alcanzar un acuerdo para hacer posible la consulta, al asegurar que el mismo fallo del Tribunal Constitucional (TC) constata que un referéndum de carácter consultivo es plausible.
También en declaraciones a Europa Press, ha argumentado que su grupo acude al Congreso con un plus, porque sus equivalentes en el Congreso defienden el 'derecho a decidir', lo que les da aún "más autoridad para reclamar otra España, que existe".
A su juicio, la demanda catalana evidencia que en España hay una crisis que va más allá de la económica, y que se amplía al ámbito social y hasta a la Casa Real.
ACENTOS PROPIOS
Aunque los tres portavoces han hablado sobre sus respectivas intervenciones, no se plantean un discurso estratégicamente dividido en tres partes, y cada uno defenderá el 'derecho a decidir' con "los acentos propios y los matices" de cada formación que representan.
A Turull le acompañará una delegación de entre 20 y 25 diputados catalanes, entre los cuales está el también vicepresidente primero del Parlament, Lluís Corominas, y el secretario tercero de la Mesa, Josep Rull, además del conseller de Presidencia, Francesc Homs.
Once diputados de ERC se desplazarán al Congreso para seguir el debate, pero no lo hará el presidente del partido, Oriol Junqueras --pese ser el suplente de Rovira--, que seguirá el debate del martes desde la sede central de los republicanos, en Barcelona.
Por parte de ICV-EUiA, además de Herrera acudirá una delegación ecosocialista integrada por Dolors Camats, Joan Mena, Josep Vendrell, Jaume Bosch y Sara Vilà.
La CUP, pese a ser partidaria de la consulta, no tomará la palabra en el Congreso; primero, porque pueden intervenir tres portavoces, y segundo, porque en la votación del Parlament sus tres diputados se abstuvieron alegando que no creen en "la vía del convoy a Madrid".