Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cifuentes despedirá al exgerente del PP de Madrid, cuyos ordenadores están siendo investigados

La presidenta de la Gestora del PP de Madrid, Cristina Cifuentes, despedirá al exgerente del PP de Madrid Beltrán Gutiérrez, cuyos ordenadores están siendo investigados en el marco de la trama Púnica, han confirmado fuentes populares a Europa Press.
La presidenta de la Comunidad de Madrid ha afirmado este jueves en rueda de prensa en la sede del PP de Madrid que en cuanto tenga capacidad jurídica, tomará decisiones sobre el despido de Gutiérrez.
"Mi voluntad sí que es tomar alguna decisión en ese sentido y lo vamos hacer en los próximos días y semanas cuando jurídicamente sea posible", ha señalado Cifuentes, que ha explicado que aún no tienen poderes notariales para poder realizar trámites respecto a la contratación en el PP de Madrid, algo que ya está en proceso.
El exgerente del PP de Madrid, cuyo domicilio fue registrado en el marco de la Operación Púnica, fue apartado de su puesto en la formación liderada por Esperanza Aguirre y como asesor del PP en el Ayuntamiento tras destaparse el escándalo de las 'tarjetas black' de Caja Madrid.
Su gasto con la 'tarjeta B' de la entidad ascendió a 58.000 euros y antes de presentar su renuncia en el PP ya mostró su intención de devolver ese dinero. Su dimisión estuvo rodeada de polémica puesto que aunque dejó el cargo como gerente siguió en el partido como un trabajador más.
El pasado 11 de febrero, la Guardia Civil registró la sede del PP de Madrid por sospecha de financiación irregular del partido. En ese momento, la Benemérita accedió al despacho del ex-gerente regional del partido y revisó el ordenador con el que trabaja habitualmente. Gutiérrez acompañaba a los agentes en el momento del registro, tras concluir el que se había desarrollado en su vivienda.