Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El proceso de la 'Ciudad del Golf' de Ávila queda cerrado con la decisión de los ecologistas de no recurrir

Advierten de que hay argumentos para el recurso pero alegan motivos económicos para no hacerlo
La decisión de la Fiscalía vallisoletana de no recurrir la sentencia absolutoria dictada en el caso de la 'Ciudad del Golf' de las Navas del Marqués (Ávila), que deja libre de cargos a los cinco altos cargos y técnicos de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente que compartieron banquillo, ha llevado a los grupos ecologistas a optar por no apelar dicho fallo, con lo que el proceso queda definitivamente cerrado.
Aunque la acusación popular, ejercida por Ecologistas en Acción y Centaurea, estaba dispuesta a adherirse a un posible recurso del Ministerio Fiscal, la negativa de la acusación pública a recurrir ha cerrado cualquier vía a los grupos ecologistas personados en la causa debido, fundamentalmente, a motivos económicos.
"No podemos ir solos en un recurso porque en caso de sentencia contraria no tenemos capacidad económica para afrontar la imposición de las costas", ha explicado el responsable de Centaurea, Carlos Bravo, quien, en declaraciones a Europa Press, considera "lamentable que los hechos hayan quedado impunes y que al final no haya condena en vía penal, a pesar de que hay argumentos más que suficientes para ello".
En este sentido, el portavoz ecologista recuerda que la sentencia absolutoria del Juzgado de lo Penal número 2 deja un "vacío legal" al exonerar a los imputados por el simple hecho de que se limitaron a informar y no adoptaron acuerdo alguno, y ello a pesar de que las acusaciones pública y popular siguen considerando que hubo "prevaricación, arbitrariedad y voluntad de saltarse la normativa al manipular de forma intencionada la normativa, en concreto el Plan de Recuperación de la Cigüeña Negra".
Y es que, en opinión de Bravo, si los técnicos no siguieron el procedimiento para desclasificar el área crítica de la cigüeña negra "no fue por desconocimiento sino porque les corría prisa para adjudicar la obra al promotor y hacer esa mocrourbanización en ese pinar protegido de las Navas del Marqués".
DECEPCIÓN A MEDIAS
El cierre de la causa en vía penal ha sido acogido con malestar y decepción por los colectivos ecologistas que ejercieron como acusación popular, si bien Bravo se muestra satisfecho, al menos, de "haber llegado tan lejos después de ocho años de instrucción".
Pero además, el portavoz de Centaurea recuerda el éxito obtenido en vía administrativa, en la que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León y más tarde el propio Tribunal Supremo "dejó muy claro que se cometieron irregularidades por parte de la Consejería de Medio Ambiente al saltarse ésta su propia normativa", lo que se ha traducido además en que la zona donde se proyectó la macrourbanización ha quedado definitivamente protegida.