Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ciudadanos coincide con el PSOE en flexibilizar dos años el objetivo de déficit para que sea inferior al 3% en 2017

Rivera: "Más que una casualidad, me parece una evidencia con el agujero que ha dejado el PP en los Presupuestos"
La Ejecutiva Nacional de Ciudadanos ha aprobado este lunes exigir en cualquier negociación para la investidura una flexibilización del cumplimiento de los objetivos de déficit, de modo que no sea hasta finales de 2017 cuando se reduzca a debajo del 3 por ciento. Esta propuesta coincide con la planteada por el PSOE en el documento que ha enviado a las distintas formaciones políticas y que se ha conocido esta misma mañana.
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha explicado en rueda de prensa que la propuesta de Ciudadanos implica plantear a Bruselas "un plan serio, responsable, de dos años" que relaje el cumplimiento de los objetivos de déficit y que al mismo tiempo incluya una serie de reformas estructurales para modernizar el sistema productivo y educativo español.
Sobre los puntos de coincidencia con el PSOE en este aspecto, y a la pregunta de si se trata de una casualidad que ambos partidos anuncien la misma propuesta el mismo día, Rivera ha asegurado que él mismo pidió la semana pasada a su equipo económico que hiciera un planteamiento concreto y que se ha presentado hoy ante la Ejecutiva Nacional.
"Que también lo haga el PSOE me parece que está dentro del marco razonable. Más que casualidad, me parece una evidencia con el agujero que ha dejado el PP en los Presupuestos. Queremos cumplir con Europa de manera razonable", ha subrayado.
SER SOLVENTE
Para el líder de Ciudadanos, flexibilizando el cumplimiento del déficit se podría "cumplir con los españoles y con Europa a la vez", ya que, en su opinión, "es compatible realizar políticas de empleo y sociales que frenen la subida de impuestos y que a la vez permita cumplir los objetivos". "Lo que pretende Ciudadanos es que España sea solvente y enviar un mensaje claro a Europa. Es una política responsable, de país", ha dicho.
Eso sí, Rivera ha dejado claro que aún no ha podido desgranar por completo el documento enviado por el PSOE y que será en la reunión que ambos partidos mantendrán esta tarde a las 16.00 horas cuando se discutan todas las propuestas que plantean los socialistas para la investidura de Pedro Sánchez.
Y de lograr esa investidura, Rivera ha vuelto a afirmar que para él sería "lógico" que el presidente del Congreso perteneciese a un partido distinto del presidente del Gobierno, si bien ha recordado que no existe un acuerdo formal al respecto porque "PP y PSOE no quisieron", por lo que "Ciudadanos no va a hacerle los deberes a esos dos partidos".
Sobre las reuniones que el equipo negociador del PSOE también mantendrá esta tarde con Compromís e IU, el presidente de Ciudadanos ha dejado claro que, para su partido, "formar gobierno no es sumar escaños, sino tener un proyecto común para una legislatura", al tiempo que ha advertido contra cualquier propuesta que suponga no cumplir con Bruselas y que implique "trocear España".
LA SOLUCIÓN NO ES NO HABLAR
Eso sí, ha dejado claro que él no le va a decir al PSOE "con quién tiene que hablar o no", aunque sí le parece "insólito" que otros "pongan condiciones sobre los demás", en alusión a Podemos. "Si quiere hablar con Podemos, que hable. Eso no quita que yo no esté de acuerdo con el referéndum separatista que propone o con su modelo económico y social. Tenemos que ser humildes y si discrepamos de algo, la solución no es no hablar", ha remarcado.
En cuanto a la falta de diálogo con el PP, Rivera ha dicho que aún está "esperando" a que el partido de Mariano Rajoy se ponga en contacto con Ciudadanos. A su juicio, los "populares' tienen "mucho que decir" porque representan a más de siete millones de ciudadanos que les votaron en las pasadas elecciones generales.
CONCORDATO SANTA SEDE
Sobre la propuesta del PSOE de anular el Concordato con la Santa Sede, el líder de Ciudadanos ha defendido la "aconfesionalidad" y que no está en su hoja de ruta "suprimir o derogar acuerdos" con ninguna comunidad religiosa, ya sea católica, musulmana o judía.
"Derogar la relación de España como Estado con las diferentes confesiones no tiene sentido. No está en nuestra propuesta", ha indicado, sin especificar si para Ciudadanos sería una línea roja para el acuerdo de investidura.