Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ciudadanos no hará "caballo de batalla" si los demás partidos aceptan cambiar de ubicación a Podemos en el hemiciclo

Sostiene que la distribución aprobada por la Mesa surgió de una negociación del PSOE y acusa a Patxi López de ponerse "de perfil"
El portavoz del Grupo Parlamentario Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Juan Carlos Girauta, ha afirmado este miércoles que la formación naranja no hará "caballo de batalla" si los demás partidos aceptan cambiar la ubicación de Podemos en el hemiciclo de la Cámara, como ha solicitado la formación de Pablo Iglesias.
Tras señalar que los demás partidos se han mostrado de acuerdo con la distribución que se ha hecho de los recursos y los espacios en el Congreso, Girauta ha criticado que Podemos se queje "de nuevo por una cuestión de sillones, esta vez en sentido literal".
En declaraciones a los periodistas en la Cámara baja, ha indicado con ironía que, "como ellos son la gente" y las demás fuerzas políticas son "el búnker", la forma de situar a cada grupo parlamentario en la Cámara --de la que Podemos se ha quejado-- se puede ver como una terrible opresión".
Según ha explicado, "eso está decidido por todos los grupos de la Cámara salvo Podemos" porque los diputados del partido de Pablo Iglesias "no hacen vida parlamentaria y no negocian", y eso "es problema suyo".
PACTOS DEL PSOE CON OTROS PARTIDOS
Ciudadanos, por su parte, expresó su preferencia por ocupar los escaños en los que se sentaron sus representantes el día que se constituyeron las Cortes, y "el resto de asuntos son pactos ajenos", ha asegurado. La formación naranja "no ha pedido en ningún caso que Podemos estuviera o no en un lugar", ha añadido.
Girauta ha indicado que desde Ciudadanos no hicieron de interlocutores con partidos sin representación en la Mesa, integrada por el PSOE, el PP, Podemos y C's. "¿Alguien se imagina a C's negociando con Convergència?", ha preguntado.
"Si el PSOE negocia con el PNV, con el Grupo Mixto y con Democracia y Libertad, son muy libres", aunque "puede haber llamado a confusión" que el presidente del Congreso, Patxi López, "se pusiera de perfil en el momento final", ha comentado.
Y ante esa negociación, "nosotros no vamos a hacer de abogados defensores de Podemos", sino que "es problema del PSOE y de Podemos". "Que hablen", ha sugerido.
PODEMOS NO ESTÁ EN EL "GALLINERO"
A pesar de todo, el portavoz parlamentario se ha mostrado abierto a considerar una nueva propuesta de distribución de los diputados en el hemiciclo si esa propuesta llega con "todo el trabajo hecho" y a los demás partidos les parece bien.
"Si esa va a ser la gran cuestión, no haremos un caballo de batalla", ha concluido, pidiendo que Podemos deje de utilizar el término "gallinero" para referirse a los escaños que se le han asignado. "Cada escaño representa a un diputado, que tiene las mismas atribuciones y la misma representación del conjunto del pueblo español", ha recordado.
NO ESTABA EN EL ORDEN DEL DÍA DE LA MESA
Previamente, la secretaria tercera de la Mesa del Congreso, Patricia Reyes (C's), no se ha cerrado a que la Mesa pueda considerar cualquier petición, si bien cree que "los escaños no son lo importante" porque "son sillones, al fin y al cabo".
Además, Reyes ha dicho a los periodistas que la propuesta de distribución de los grupos parlamentarios la planteó la vicepresidenta primera de la Cámara, Celia Villalobos (PP) porque "es costumbre". "Y se votó de manera unánime", ha agregado, afirmando que desconoce de dónde vino esa propuesta y admitiendo que este asunto no estaba en el orden del día de la reunión de la Mesa.