Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cabeza de lista de Ciutadans augura al menos un escaño para su partido y que no les desgastarán UPyD ni Vox

Afirma que el debate soberanista causa una fractura social "sociológicamente franquista"
El cabeza de lista de Ciutadans (C's) en las elecciones europeas, el abogado Javier Nart, ha pronosticado que su candidatura conseguirá al menos un escaño en la Eurocámara, y ve factible lograr el segundo --el 'número 2' de la lista es Juan Carlos Girauta--.
En una entrevista de Europa Press, ha augurado que no les perjudicarán electoralmente ni Vox ni UPyD, partido que define como una "escisión" del PSOE y con un liderazgo excesivamente personalista de la diputada del Congreso Rosa Díez --que en enero ya aseguró que no iban a coaligarse con C's ni Vox--.
Javier Nart hará campaña en toda España, ante la circunstancia de que en las europeas hay una única circunscripción, y cree que está calando el mensaje de C's basado en la regeneración democrática, frente al resto de partidos que tienen un aparato "estalinista", algo que no sólo ve en las fuerzas de izquierda, sino también el PP.
En su programa electoral, C's no alude explícitamente a la consulta: "Estas elecciones se corresponden a objetivos europeos, y dentro del panorama de Europa es irrelevante la deriva separatista de Catalunya".
Nart considera "sociológicamente franquista" la fractura que a su juicio está causando el debate soberanista en la sociedad catalana, porque dividir a la sociedad entre buenos y malos patriotas es lo que hacía el franquismo.
Ha recordado que en los años 60 le acusaban de ser un 'rojo separatista' y 'antiespañol', mientras que ahora le tachan de anticatalán por oponerse a la independencia, y ha añadido: "La única patria son los conciudadanos, y no las piedras o la Historia".
"Es la cara y la cruz de la misma moneda, el concepto totalitarizante de la patria", ha asegurado Nart, que fue expulsado de la universidad en 1965 en Barcelona por ser uno de los fundadores del Sindicato Democrático de Estudiantes.
Para él --que militó en el PSP y luego en el PSOE hasta que irrumpieron los primeros casos de corrupción--, la izquierda de Catalunya ha cometido un error histórico al dejar en el olvido y no reivindicar el legado de los catalanes que durante el siglo XIX se involucraron en las revoluciones liberales, como los presidentes de la I República Francesc Pi i Margall y Estanislau Figueres, que "han caído en el olvido".
"PATÉTICO Y GROTESCO" CATN
Sobre el informe que la semana pasada presentó el Consejo Asesor para la Transición Nacional (CATN), y que auguraba que un Estado catalán seguiría en la UE, lo ha considerado un documento "patético y grotesco" porque dice lo que el Gobierno autonómico desea escuchar.
"¿Cuál ha sido respuesta de las potencias nucleares de Europa a los afanes soberanistas del Govern? ¿Qué líderes políticos de relevancia le han recibido?", se pregunta Nart, que asegura que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, no tiene aliados internacionales.
Ha emplazado al Ejecutivo catalán a evitar consignas como 'España nos roba': "Si a mi vecino le llamo 'ladrón', 'genocida cultural', 'ocupante', 'destructor de mi identidad', 'parásito', ¿seguirá comprándome igual?"
Nart ha advertido de que el resto de España es el "mercado histórico" de los catalanes, ha instado a la Generalitat a explicar los costes que tendría la secesión, y ha dicho que prueba de ello es que los vínculos comerciales entre Estonia, Letonia y Lituania se redujeron a la mitad tras su secesión, pese a tener buenas relaciones.
"Tiene su guasa y es una broma pesada que diga que 'España nos roba' el Govern de un partido que tiene su sede embargada y a su secretario general imputado por corrupción", ha dicho Nart en alusión a CDC; en cuanto a UDC, le ha reprochado el 'caso Pallerols' de financiación irregular.