Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Colau ve que el Banc Expropiat "no puede compararse" con Can Vies y defiende su gestión de Seguridad

Valora las actividades del espacio y condena los disturbios, que ha abordado con Jané este miércoles
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha asegurado este miércoles que el caso del desalojo de la antigua sucursal 'okupada' en el barrio de Gràcia conocida como Banc Expropiat "no puede compararse" con el de Can Vies, y ha defendido la gestión de su Gobierno municipal del área de Seguridad.
Preguntado por los periodistas tras formalizar el acuerdo de gobierno con el líder municipal socialista y ya segundo teniente de alcalde, Jaume Collboni, Colau ha insistido en que el caso de Gràcia "no tiene nada que ver" con el de Can Vies, ya que el primero es un caso entre privados mientras que en el segundo había una implicación municipal directa, en sus palabras.
A pocos días de cumplirse el segundo aniversario de los disturbios de Can Vies tras su desalojo, Colau ha dicho que se trató de un caso derivado de "acciones unilaterales del Ayuntamiento anterior en un espacio de competencia municipal", cuando el Banc Expropiat es una propiedad privada que los Mossos d'Esquadra han desalojado tras una resolución judicial.
CONTACTO CON EL GOVERN
En el caso de los disturbios en Gràcia, la primera edil ha pedido separar las actividades sociales que se llevaban a cabo en el espacio de "los hechos concretos de los destrozos graves que han despertado de forma unánime un amplio rechazo".
Ha avisado de que se deben poner los medios para impedir más destrozos y, tras recordar que el asunto compete a la policía catalana, ha asegurado que está en contacto con la Generalitat y que este mismo miércoles ha abordado el asunto con el conseller de Interior, Jordi Jané.
Tras poner en valor las actividades del espacio y calificarlas de positivas, la alcaldesa ha vuelto a ofrecer el Ayuntamiento para buscar lugares alternativos para que se puedan seguir realizando estas actividades, y ha criticado que haya locales y viviendas vacías en la ciudad por motivos especulativos, según ella.
DEFIENDE SU GESTIÓN
Después de que partidos de la oposición hayan pedido a Colau que designe un concejal de Seguridad, la alcaldesa ha defendido que "no hay motivos para cambiar" la actual estructura, en la que el área depende directamente de Alcaldía --ha dicho estar orgullosa de asumir esta responsabilidad y darle el máximo rango político-- y cuenta con el comisionado Amadeu Recasens.
La primera edil ha defendido el buen funcionamiento del área y ha destacado la experiencia de Recasens en este ámbito, tras lo que ha enfatizado: "Tengo plena confianza en Recasens bajo mi responsabilidad directa desde Alcaldía".