Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alcalde de Collado Villalba asegura que es "inocente" pero no aclara si dimitirá

El alcalde de Collado Villalba, Agustín Juárez, que ayer salió en libertad bajo fianza de 40.000 euros tras haber sido detenido en el marco de la 'Operación Púnica', ha asegurado ante los medios de comunicación que es "inocente" y ha eludido responder sobre su continuidad al frente del Consistorio, una decisión que quiere "tomar un poco más adelante".
El regidor ha acudido este jueves al Pleno del Ayuntamiento, pero ha abandonado la sala señalando que tenía que estar con su familia. "Estoy en una situación personal un poco delicada y estos momentos son para estar con mi familia", ha señalado como ha podido el regidor entre los gritos de 'dimisión' y 'ladrón' que lanzaba el numeroso público asistente al pleno, que ha comenzado a las 17 horas.
Juárez ha apuntado que ha asistido al Pleno porque no ha faltado a ninguno desde que es alcalde del municipio. Además, ha apuntado que quiere que se "articule la máxima transparencia posible por parte del equipo de gobierno" y por su parte, que es la "más interesada" en que la situación "se pueda aclarar".
Además, ha declarado su "máximo respeto" y "máxima confianza" en la justicia, a la que "hay que dejar trabajar" porque "siempre lo ha hecho muy bien", añadiendo que sobre el proceso judicial no va a hablar al estar en un "procedimiento abierto". "En temas tan concretos como esto, tiene que aclararse y (la justicia) tiene que llegar hasta el fondo, sea quien sea", ha concluido Juárez.
Tras la salida de Juárez de la sala, ha sido el primer teniente de alcalde, José Flores, quien se ha quedado presidiendo un Pleno en el que se ha acordado la puesta en marcha de una comisión de investigación liderada por un miembro de la oposición y la realización de un pleno extraordinario monográfico. Con estas medidas, el alcalde ha manifestado que quiere "dirimir todos los asuntos que pueda haber de sospecha y, en su caso, la supresión del contrato".
También se va a llevar a cabo un estudio jurídico para evaluar la posibilidad de resolución del contrato de los servicios energéticos de las instalaciones municipales, adjudicado a Cofely, empresa sobre la que presuntamente pivotaba la trama.
El portavoz del PSOE, Juan José Moreno, ha criticado la marcha del alcalde y ha dicho que si había acudido a "presidir" el Pleno, lo que tiene que hacer es "quedarse y dar la cara todo el pleno" además de explicar si sigue siendo miembro del PP y si es cierto "que aquí se han cobrado comisiones por 70.000 euros".