Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Compromís irá al TC si la Mesa del Senado les impide formar un grupo con el resto de confluencias

Podemos y sus socios continúan las reuniones en el Congreso para buscar alternativas si rechazan sus propuestas en las dos cámaras
Los senadores de Compromís Carles Mulet y Dolors Pérez han anunciado este martes que si la Mesa del Senado les impide conformar un grupo "plurinacional" con los parlamentarios de las candidaturas de confluencia tanto de la Comunidad Valenciana como de Galicia, Cataluña y País Vasco, en las que se integró Podemos, lo denunciarán ante el Tribunal Constitucional.
"Queremos llegar hasta el final, hasta el Tribunal Constitucional si se atropellan nuestros derechos", ha afirmado el senador valenciano en la rueda de prensa que ha ofrecido junto a su compañera de partido en el Senado, para denunciar la negativa que están encontrado por parte del resto de partidos, principalmente del PP, para conformar su grupo.
Tal y como ha recordado Mulet, su intención es registrar un grupo de 12 senadores, diferente al de Podemos, en el que se integrarían los parlamentarios de las candidaturas de confluencia. En concreto, lo conformarían los senadores En Marea, Compromís-Podem, En Comú Podem y Catalunya Sí que es Pot y los senadores vascos de Podemos.
Según Mulet, "no hay ningún motivo salvo político y partidista" para no permitir a las confluencias formar grupo, ya que estas coaliciones concurrieron a las elecciones generales "de manera autónoma e independiente", y el propio Ministerio del Interior contabilizó sus votos por separado la noche electoral.
"COALICIONES TOTALMENTE AUTÓNOMAS"
"Somos coaliciones totalmente autónomas", ha defendido Mulet, en relación al argumento que podría esgrimir la Mesa para no concederles su aspiración: el artículo del Reglamento del Senado que dice que los parlamentarios que hayan concurrido a las elecciones formando parte de un mismo partido, federación, coalición o agrupación formen más de un grupo.
Si la Mesa decidiera aplicar estrictamente este artículo del Reglamento, el hecho de contar con senadores de Podemos les impediría cumplir este requisito. No obstante, Compromís considera este un argumento "político" y "partidista", ya que el propio PSOE ha anunciado que va a prestar senadores a Democràcia i Llibertat y ERC para que puedan contar con el mínimo necesario de diez para formar grupo propio.
"Si para ellos hay una excepción, pues no entendemos por qúe para nosotros no", ha lamentado Mulet. Por su parte, la senadora Dolors Pérez ha recordado que también ha habido precedentes de casos en los que ha habido dos grupos con senadores de un mismo partido, como la Entesa, en la que se integró el PSC.
"Si en este momento no existe voluntad política, estamos decididos a llegar al Constitucional", ha insistido Pérez, tras reivindicar que tanto Compromís-Podem Es el Moment como el resto de candidaturas de confluencia necesitan formar un grupo para hacer visibles los intereses de su "tierra".
Asimismo, los senadores de Compromís han denunciado la falta de interés de los partidos que integran la Mesa de escuchar sus demandas y negociar con ellos una posible solución. Así, han lamentado que del PNV no han obtenido respuesta; que el PP sólo les ha atendido telefónicamente y se ha limitado a decir "que no lo ven"; y que el PSOE, con el que sí se han reunido, ha condicionado su decisión a lo que determine el informe que han solicitado a los letrados del Senado sobre esta cuestión.
Por otra parte, Mulet y Pérez no han querido avanzar cuál es el 'plan b' que están barajando en el caso de que la Mesa les tire abajo su propuesta. No obstante, han explicado que tienen tiempo de reaccionar porque el Reglamento de la Cámara Alta les da tres días para buscar una solución si la negativa fuera finalmente el desenlace.
También han explicado que están esperando a ver qué ocurre finalmente en el Congreso, donde la aspiración de las candidaturas de confluencia de conseguir tres grupos propios, independientes al de Podemos, se presenta más improbable todavía.
REUNIÓN EN EL CONGRESO DE PODEMOS Y LAS CONFLUENCIAS
De hecho, dirigentes de Podemos y representantes de Compromís-Podem, En Comú Podem y En Marea mantienen este martes una reunión en la Cámara Baja para acordar su modo de actuar y cerrar las alternativas que podrían en marcha en el caso de no conseguir su objetivo, según han informado a Europa Press fuentes del partido morado y las alianzas.
En principio, Podemos y sus socios territoriales mantienen el plan inicial de registrar allí los cuatro grupos independientes, después de que la Mesa del Congreso acordara en su reunión del pasado viernes darles tres días más de margen para constituir los grupos si su primera propuesta es rechazada. No obstante, podrían decidir ir a lo seguro, y presentar ante la Mesa un modo de organización con más posibilidades de prosperar.
Para Podemos, el mejor 'plan b' si no consiguen los cuatro grupos es formar uno "confederal" --tal y como lo denominó el líder de Podemos, Pablo Iglesias-- con los "69 diputados del cambio", pero que respete la "autonomía" de cada formación que se integre en él. Uno de los objetivos de las reuniones que mantuvieron ayer lunes y la de este martes es precisamente estudiar cómo dar "forma jurídica y política" a este grupo "confederal", según las fuentes consultadas.
No obstante, las alianzas mantienen también sobre la mesa la posibilidad de pedir conformar juntas un grupo "plurinacional", independiente al de Podemos, en el caso de que se rechace su petición de los cuatro grupos, la misma fórmula que quieren registrar en el Senado. Sin embargo, esta opción, al igual que en el Senado, también encuentra problemas en el Reglamento del Congreso.