Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Compromiso por Galicia inicia los trabajos para crear una candidatura "de unidad" en las gallegas de este año

Esta posibilidad, que ya fracasó para el 20D, sería inviable si se mantiene el documento base del BNG tal y como está
La comisión ejecutiva de Compromiso por Galicia, liderada por Xoán Bascuas, inicia este miércoles los trabajos para tratar de buscar una candidatura de unidad para las elecciones autonómicas de este año.
Con la celebración de la reunión ordinaria de la comisión ejecutiva se inicia el cumplimiento de la resolución que aprobó el Consello Político Nacional el pasado sábado, y que está encaminada a lograr para las gallegas una candidatura única "sin vetos a ninguna formación".
La resolución aprobada se enfrentó a la idea de buscar la confluencia en el proyecto iniciado por En Marea, como defendieron en el máximo órgano de decisión entre congresos el exsenador Xosé Manuel Pérez Bouza, y los ya dimitidos de la ejecutiva Paulo Carlos López y Manuel González, quienes dejaron sus responsabilidades en la dirección por discrepancias con la línea política adoptada.
El secretario xeral de Compromiso por Galicia, Xoán Bascuas, ha insistido en que la decisión final de cómo concurrir a las elecciones gallegas "será tomada por el conjunto de la afiliación" y, por eso, "lo que se inicia hoy (este miércoles) es una ronda de contactos con diversas fuerzas políticas", entre las que se encuentra Anova, las mareas municipales y el BNG, que será la última de las reuniones previstas toda vez que esta formación tiene una asamblea en febrero en la que decidirá su política de alianzas.
La conformación de una candidatura de unidad fracasó en su intento para las elecciones generales del pasado 20 de diciembre, en que finalmente Compromiso por Galicia decidió no participar al no haber esa lista única de confluencia, dando libertad para apoyar a cualquiera de las dos opciones consonantes con su proyecto político: NÓS-Candidatura Galega (que impulsó Iniciativa pola Unión, plataforma con presencia hegemónica del BNG) y En Marea (coalición de Anova-Podemos-Esquerda Unida).
Bajo al premisa de este fracaso, parte de la militancia de Compromiso por Galicia entiende que es una vía cerrada y que el proyecto debe crecer en torno a En Marea, siguiendo fórmulas como la de la Marea Atlántica, donde ha participado esta organización política.
Sin embargo, la resolución aprobada por el Consello Político Nacional de Compromiso pretende volver a intentar la unidad de todas las formaciones políticas que se mueven en el espectro de un proyecto de izquierdas, incluyendo las fuerzas nacionalistas.
POSTURAS DEL ESCENARIO POLÍTICO
En Marea mantiene las puertas abiertas a aumentar la confluencia, pero sostiene que ya se ha iniciado el proceso y, por lo tanto, no se trataría de crear algo nuevo, sino de reformular e incrementar esta confluencia.
Por su parte, el documento base que ha redactado el BNG y que someterá a consideración de su Consello Nacional este sábado (tendrá que someterse después a debate de las comarcas y del plenario el 28 de febrero) propone explorar alianzas, pero excluye la posibilidad de En Marea, ya que mantiene su idea de no pactar con fuerzas de dependencias estatales.
Sin embargo, frente a esta opción a debate existen divergencias, como el voto particular impulsado por las diputadas Tereixa Paz (UPG) y Carme Adán, que abogan por explorar alianzas "puntuales" y de carácter "flexible y lo más amplias posibles" para las autonómicas de 2016.