Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En Comú pide penalizar a empresas que vulneren DDHH en el extranjero

Pide al Gobierno español que colabore con Honduras para erradicar asesinatos como el crimen reciente contra la activista Berta Cáceres
En Comú Podem, la confluencia con la que Podemos se presentó a las generales en Cataluña, ha presentado una iniciativa en el Congreso de los Diputados dirigida a pedirle al Gobierno que penalice a las empresas españolas que vulneren los Derechos Humanos en países terceros.
La propuesta está incluida en una proposición no de ley registrada en la Cámara Baja como consecuencia del asesinato en Honduras de la líder indígena y defensora de los Derechos Humanos Berta Cáceres, que había denunciado los abusos en su país de varias empresas transnacionales.
Con el fin de evitar eventuales abusos contra las poblaciones indígenas por parte de empresas españolas, En Comú Podem propone al Gobierno en su iniciativa "crear mecanismos propios de control y penalización a empresas de origen español que vulneren los derechos humanos en terceros países".
La iniciativa, a la que ha tenido acceso Europa Press, persigue forzar que el Congreso inste al Gobierno a "condenar" el asesinato y a que reclame a las autoridades hondureñas la apertura de una investigación que identifique a los autores materiales del crimen como a sus cerebros.
LA POSICIÓN DEL GOBIERNO
En realidad, esto ya se ha hecho. Tres días después de que En Comú Podem registrara la iniciativa, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación emitía un comunicado en el que "lamentaba" el asesinato y "confiaba" en que las autoridades hondureñas realicen la "necesaria investigación sobre el suceso y los responsables puedan ser identificados y llevados ante la justicia, lo antes posible, para que este crimen no quede impune".
La proposición no de ley pide también al Gobierno que establezca "mecanismos de cooperación con Honduras y con otros países centroamericanos para erradicar los asesinatos de activistas sociales y medioambientales en dicha zona".
Reclama asimismo que se inste al Ejecutivo de Honduras a que proteja con las medidas que sean precisas a la familia de Berta Cáceres y que se paren, si fuera necesario, aquellos proyectos sobre los que existan denuncias de violaciones de derechos humanos de los pueblos indígenas.
En la exposición de motivos de la iniciativa, En Comú Podem recuerda que la propia Cáceres había avisado en las semanas anteriores a su muerte las amenazas que recibía por su labor de defensa de los derechos de las indígenas lencas, que habitan en el occidente hondureño, y cuyo territorio "está siendo amenazado por proyectos hidroeléctricos y concesiones mineras aprobados sin previa consulta popular".
Entre las grandes conquistas de Cáceres se encuentra la expulsión de los territorios de la comunidad de Río Blanco de la mayor empresa constructora del mundo, la china Sinohydro.