Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En Comú, abierto a "dialogar" del referéndum aunque avisa al PSOE de que no renunciará a él antes de empezar a negociar

Domènech, seguro de que podrán convencerle sobre la consulta, pero no tanto de derogar las reformas laborales o el 135 de la Constitución
El portavoz de En Comú en el Congreso, Xavier Domènech, ha asegurado este jueves que su formación está dispuesta a "dialogar" sobre su propuesta de celebrar un referéndum en Cataluña, aunque ha advertido al PSOE de que no les puede exigir que renuncien a él antes de empezar con las negociaciones para un eventual apoyo a la investidura de su candidato, Pedro Sánchez.
Así lo ha explicado Domènech en el Congreso después de tener una reunión "muy interesante" con el Rey en el Palacio de la Zarzuela en el marco de los encuentros que el monarca está manteniendo con todos los partidos con representación parlamentaria antes de proponer un candidato a la investidura.
El representante de En Comú ha revelado que ha hablado "mucho rato" con el monarca sobre su propuesta de celebrar un referéndum, pero la conversación ha girado en torno a la figura de la consulta en sí y no sobre si sería una exigencia imprescindible para apoyar a Pedro Sánchez para la Presidencia del Gobierno, lo que le ha parecido "mucho más interesante".
En todo caso, Domènech ha explicado ante la prensa que aún no hay negociaciones para la investidura y todo se limita a declaraciones a través de los medios de comunicación. Y ha advertido al PSOE de que no puede exigirles que renuncien al referéndum antes de empezar formalmente a hablar, como cree que marcó el Comité Federal de los socialistas.
"Nadie puede plantear que sea precondición de diálogo que tú renuncies a algo", ha reivindicado recordando además los malos resultados obtenidos por el PSOE el pasado 20 de diciembre. "¿Con qué legitimidad lo exige"?, ha preguntado.
Además, ha apuntado que los propios socialistas defendían la idea de un referéndum hace tan sólo dos años, por lo que no cree que sea tan difícil "convencerles" de ello como de otras cuestiones que también exige En Comú, como la derogación de la reforma del artículo 135 de la Constitución o las reformas laborales.
EL PSOE DEFENDÍA UN REFERÉNDUM HACE DOS AÑOS, RECUERDA
"Es imprescindible que haya un diálogo real, no titulares. Estamos convencidos de que convenceremos a los miembros del PSOE de que aquello que defendían hace dos años era en lo único en que no estaban equivocados", ha remarcado animando a los socialistas a que les presenten otra propuesta alternativa "si es que la tienen" y no se limiten a proponer el traslado del Senado a Barcelona.
"Tenemos varios temas que son centrales, y el referéndum es uno de ellos. Creemos que los vamos a convencer. Tenemos más dudas de que los vayamos a convencer de otras cosas", ha reconocido reprochando al PSOE que piense que es "la única alternativa" a Mariano Rajoy y por tanto el resto les tendrá que apoyar "por obligación".
El portavoz de En Comú cree que el PP "está esperando que alguien le solucione" la investidura, mientras que el PSOE traslada la imagen de que se le debe votar "por imposición". Por ello, ha reconocido ante el Rey que no descarta la idea de que al final haya una gran coalición de 'populares' y socialistas.
En cualquier caso, ha asegurado a Felipe VI que En Comú no apoyará en ningún caso la investidura de un candidato del PP y tampoco en ninguna circunstancia votará a favor de un Ejecutivo socialista que también apoye Ciudadanos, un partido que en campaña demostró que su propuesta económica "es la del Ibex35" y con el que tampoco comparte sus propuestas en violencia de género. "Nos parecía casi surrealista que se planteara que pudiésemos entrar en esa alternativa", ha reconocido.
EL PSOE DEBE ELEGIR ENTRE C'S O PODEMOS
Por ello, ha dicho que el PSOE tendrá que elegir, si quiere intentar que Pedro Sánchez sea presidente, si opta por "seguir el camino" de Ciudadanos o prefiere "construir otras mayorías" junto a Podemos y sus confluencias.
En este contexto, ha insistido en que el debate debe centrarse en "contenidos" y "compromisos" y no sólo en declaraciones públicas. "El PSOE parece que tiene todo hecho, pero no es cierto, no hay una negociación real", ha insistido dejando claro que no entrarán en ese "juego" porque representan a un electorado "diferente".
A su juicio, la negociación debería empezar desde "la humildad" y el reconocimiento por parte del PSOE de haber obtenido unos resultados "pésimos" en las urnas.
MANTENER BUENAS RELACIONES INSTITUCIONES
Además, Domènech ha aprovechado su encuentro con el monarca para pedirle que las relaciones entre las instituciones catalanas y españolas mantengan siempre "el sentido institucional" a pesar de las confrontaciones políticas que puedan exigir.
A su juicio, esto es "básico" en cualquier relación, sin concretar en el caso de la presidenta del Parlamenta del Parlament de Cataluña, Carmen Forcadell, quien no fue recibida en Zarzuela tras la investidura de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat.