Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado a doce años de cárcel el acusado de matar a un amigo en Villar del Rey (Badajoz) en 2012

La Audiencia Provincial de Badajoz ha condenado a doce años de prisión por un delito de homicidio en grado de consumación, a Daniel E.C., acusado de matar a un amigo y tirarlo a un pozo en noviembre de 2012 en la localidad pacense de Villar del Rey.
Además, la sentencia, dictada el pasado 3 de octubre y recogida por Europa Press, condena al acusado a indemnizar con 100.000 euros, en concepto de responsabilidad civil, a la madre de la víctima.
El caso ha sido juzgado por un jurado popular, y considera como hechos probados en la sentencia que el ahora condenado y su víctima eran amigos "desde hacía bastante tiempo", y en la madrugada del 3 de noviembre de 2012 sobre la 1,00 horas, ambos se desplazaron en el vehículo de la víctima a una finca propiedad de éste para ver a una yegua de Daniel E.C.
Una vez allí, "ambos empezaron a discutir por el tema de las yeguas y los gastos de mantenimiento", tras lo que la víctima, Juan Manuel G.C., de 32 años, le pidió 50 euros, y ante su insistencia, el ahora condenado "cogió un palo que estaba en el campo y le propinó, estando ambos frente a frente, varios golpes en la cabeza y en el tórax", señala la sentencia.
De los golpes, incluso llegó a fracturarse el palo y Juan Manuel G.C. cayó al suelo "donde quedó tendido al tiempo que movía compulsivamente sus extremidades a causa de los golpes recibidos", por los que sufrió lesiones consistentes en "fractura con hundimiento en el cráneo, lesión en región bucal con destrucción de incisos superiores y lesión en región torácica" que provocó la "destrucción de elementos encefálicos así como hemorragia". Unas lesiones que, según continúa la sentencia, "por afectar a órganos vitales eran por si mismas susceptibles de generar la muerte".
Así, la sentencia considera que el acusado "actuó con intención de acabar con la vida" de su amigo y por tanto, estando Juan Manuel G.C. tendido en el suelo "lo asió por las ropas y lo arrastró 30 metros hasta el pozo de una finca colindante denominada 'Los Canchales', en cuyo interior lo arrojó".
Como consecuencia de ello, Juan Manuel G.C. "que aún tenía un suspiro de vida, falleció por asfixia por sumersión", continua la sentencia, que relata que tras el caso, el cadáver fue hallado por agentes de la Guardia Civil el 8 de noviembre de 2012 en el interior del pozo.
Cabe recordar que el ahora condenado permanece en prisión desde el día que fue detenido, el 14 de noviembre de 2012.