Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado a 2 años el acusado de intentar matar a un hombre para vengar la muerte de su hijo en un accidente de tráfico

El hombre identificado como M.N.C. al que la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Jaén tenía previsto juzgar este jueves acusado de haber intentado matar, por venganza, al conductor del coche que colisionó contra la motocicleta en la que circulaba su hijo en el accidente que le costó la vida a este último ha aceptado una pena de dos años de cárcel.
No obstante, el procesado, que llegó a estar diez meses en prisión provisional por estos hechos y carece de antecedentes penales, no tendrá que ingresar en la cárcel, según ha informado a los periodistas su abogado al concluir el juicio.
De esta manera, la Fiscalía, la acusación particular y la defensa han llegado a un acuerdo de conformidad que ha permitido que el juicio quedase visto para sentencia únicamente después de que el procesado confirmara ante el tribunal que aceptaba los términos del mismo.
Así las cosas, la pena de seis años de cárcel que inicialmente solicitaba para él la Fiscalía se ha rebajado a dos años y solo por un delito de homicidio en grado de tentativa --el Ministerio Público y la acusación particular le atribuían también uno de amenazas--, y se han tenido en cuenta a la hora de enjuiciar su comportamiento las circunstancias atenuantes de arrebato y de reparación del daño causado.
Además, el procesado ha aceptado una orden de alejamiento de la víctima de tres años que se quedará en dos porque ya lleva uno cumplido, así como una prohibición de tenencia de armas, según ha informado su abogado. A todo ello hay que sumar el pago de 4.635 euros en concepto de indemnizaciones y costas.
Según el relato de los hechos de la Fiscalía, el origen de este caso se remonta al 9 de noviembre de 2011, cuando se produjo una colisión entre un vehículo conducido por N.A.G. y una motocicleta en la que circulaba M.N.M., hijo del procesado, en el cruce de las calles Camilo José Cela y Antonio Muñoz Molina de Peal de Becerro (Jaén).
Como consecuencia de esta colisión, el conductor de la motocicleta "falleció a los tres días". "Desde ese momento fatal y tras el resultado posterior del procedimiento (...), el procesado fue desarrollando un deseo de venganza" contra N.A.G., al que el encartado se encontró sobre las 9,00 horas del 15 de diciembre de 2012 cuando circulaba a bordo de un turismo por la avenida Juan Carlos I de Peal.
A la altura del número 22 de dicha avenida, el acusado "observó cómo N.A.G. procedía a abrir la puerta de su vehículo para montarse en él", momento en el que el procesado, siempre según la versión del fiscal, "con ánimo de atentar contra la vida e integridad física, giró el volante hacia la derecha, embistiendo con su vehículo" a la víctima.
N.A.G. "quedó atrapado junto a la puerta delantera izquierda de su vehículo", mientras que el procesado se bajó de su coche "con un bate de madera" dirigiéndose hacia donde aquel se encontraba "herido", y le manifestó "con el palo en alto 'te voy a matar, con esta parte del coche mataste a mi hijo'", tras lo cual intentó "agarrar" a dicha persona, si bien fue "sujetado" por quienes "allí se encontraban".