Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado a 20 años de cárcel por asesinato el acusado de matar a su mujer en Oviedo (Asturias)

La magistrada-presidenta de la Audiencia Provincial de Oviedo ha condenado a veinte años de cárcel a M.R.P., acusado de matar a su mujer, I.L, en su domicilio de La Estrecha, en Oviedo, en febrero de 2010. El hombre fue declarado culpable de un delito de asesinato -con ensañamiento y alevosía- por un jurado popular el pasado día 10.
Además de la pena de privación de libertad, el procesado deberá indemnizar a cada uno de sus dos hijos con 60.000 euros en concepto de daños morales, informaron fuentes jurídicas a Europa Press.
Los nueve integrantes del jurado consideraron tras la vista oral que existía la agravante de parentesco y la atenuante solicitada por el fiscal, según la cual el hombre podía tener "levemente mermadas" sus capacidades cognitivas en el momento de acuchillar a su mujer.
El juicio quedó visto para sentencia el 7 de octubre, fecha en la que el fiscal delegado de Violencia de Género en el Principado, Gabriel García Bernal, rebajó de 23 a 20 los años de cárcel que solicitaba para el acusado, que permanece ingresado en el Centro Penitenciario de Villabona.
Por su parte, la defensa del acusado, con informes médicos por enfermedad mental desde 1968, sostuvo que sufrió enajenación mental por lo que no es penalmente imputable. El procesado, por su parte, declaró en el juicio no recordar absolutamente nada de lo ocurrido en el momento del crimen.
A lo largo de las cinco sesiones que duró la vista, psicólogos y psiquiatras se contradijeron en el diagnóstico del acusado, a quienes los primeros definieron como un "simulador" y los segundos como un enfermo que "disimuló" el crimen. Los hijos del matrimonio declararon que su padre fue siempre una persona violenta.
LOS HECHOS
Según el escrito de acusación de la Fiscalía, el 27 de febrero de 2010 la pareja estaba sola en el domicilio familiar, cuando el hombre, "decidido a matar a su mujer", cogió un cuchillo robusto y dentado de 19 centímetros de longitud y 3,5 centímetros de anchura y se lo clavó varias veces.
Las primeras lesiones que le provocó eran de por sí mortales y, sin embargo, continuó clavándole el cuchillo cuando la mujer aún estaba viva y consciente, en el cráneo, la cara y el cuello. Cuando la mujer sufrió la agresión estaba en el sofá, desprevenida, y "no tuvo posibilidad real de defensa". El acusado, natural de Galicia, fue detenido como presunto autor de un delito de homicidio.