Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenan a la Generalitat a pagar 110.000 euros por fallos policiales en el crimen de Berga

La conselleria de Interior de la Generalitat ha sido condenada a pagar 110.000 euros a la familia del joven apuñalado durante la Patum de Berga (Barcelona) en 2005 por considerar que hubo deficiencias en el dispositivo policial.
En declaraciones a Catalunya Informació recogidas por Europa Press, el abogado de la familia, Jordi Busquets, ha explicado que el fallo recoge que el operativo no era el correcto y no se gestionaron bien las llamadas a los Mossos d'Esquadra.
Busquets ha asegurado que el objetivo principal de la familia es que se reconociera que la Generalitat no había hecho una buena previsión de la seguridad necesaria en la fiesta.
La sentencia recoge que fue un error retirar una patrulla de Mossos estática en el lugar donde se celebrara el concierto y que el dispositivo fue insuficiente.
AGRESIÓN MÚLTIPLE
El joven, de 22 años, murió a puñaladas el 28 de mayo de 2005 durante una agresión múltiple en la que hubo doce heridos, dos de ellos por arma blanca.
Los agresores rodearon al joven y empezaron a agredirle, por lo que el hermano de la víctima entró en el círculo para rescatarle: éste pudo escapar auxiliado por dos amigos, pero la víctima no pudo salir de la barrera que formaba el grupo y recibió patadas, puñetazos y varias puñaladas, una de ellas mortal; consiguió huir, pero cayó inconsciente a pocos metros.
La Audiencia de Barcelona dictó en noviembre de 2007 condenas de 25 a 43 años de cárcel a los nueve adultos acusados; y en julio de 2006, seis menores habían sido condenados a entre tres y siete años de internamiento en régimen cerrado --otro menor fue condenado sólo por desórdenes públicos, y otro quedó absuelto--.