Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenan a 6 años cárcel a un director de una sucursal de CCM que se apropió de 1,3 millones

La Audiencia de Toledo ha condenado a seis años de prisión a Alfredo V.F., ex-director de la sucursal de Caja Castilla-La Mancha (CCM) en Almonacid de Toledo por apropiarse, junto con otra persona, de más de 1,3 millones de euros de los clientes de la entidad durante nueve años, entre 1991 y 2000.
En la sentencia, hecha pública hoy por la sección primera de la Audiencia toledana, también se condena, por los mismos hechos, al empresario Antonio N.F., a cuatro años y seis meses de cárcel, puesto que ambos actuaron de común acuerdo para apropiarse del dinero de 54 clientes, a la mayoría de los cuales ya ha resarcido a entidad.
Ambos también han sido condenados a indemnizar a la entidad con la cantidad apropiada, 1.312.722 euros, de los que más de 800.000 fueron derivados a la cuenta de Antonio (propietario de una gasolinera) y el resto se lo apropió Alfredo directamente.
Los métodos utilizados eran varios, uno de ellos mediante la apertura de libretas a plazo a los clientes, a los que no ingresaba el dinero en metálico que le entregaban y tampoco contabilizaba otros abonos, todo lo cual reflejaba con máquina de escribir para no dejar rastro informático.
También cancelaba operaciones sin el consentimiento de los titulares de las cuentas y obtenía reintegros aprovechándose de documentos firmados previamente por los clientes hasta llegar, incluso, a imitar la firma de alguno de ellos.
La sala no accede a la reclamación de la entidad por daños de lucro cesante por entender que "existió cierta negligencia o falta de cuidado en Caja Castilla-La Mancha que posibilitó la defraudación durante casi diez años".