Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso reafirma la unidad de España y rechaza referendos de autodeterminación

Congreso de los Diputados,unidad de España,Constitución,referendosEFE

El Pleno del Congresos ha aprobado sendas iniciativas del PP y de Ciudadanos más PSOE en las que se reafirma la unidad de España, se rechaza la convocatoria de referendos de autodeterminación, se respalda al Gobierno en funciones frente al secesionismo, e incluso, en el caso del segundo texto, se apuesta por una reforma de la Constitución.

Eso sí, estas iniciativas sobre la unidad de España, las primeras que ha debatido el Congreso en esta undécima legislatura, no han logrado sumar a la vez a PP, PSOE y Ciudadanos, mientras que Podemos, el PNV y los independentistas catalanes de Democracia y Libertad (DL) y Esquerra Republicana (ERC) se han unido votando en contra.
La proposición no de ley del PP, que ha sumado a Ciudadanos y ha podido salir adelante con la abstención del PSOE, se reafirma en el marco constitucional, que considera "incompatible" con cualquier tipo de referéndum o consulta de parte de la ciudadanía sobre lo que es y debe ser España.
Asimismo, se recuerda la obligación de todos los poderes del Estado de defender la Constitución y de cumplir y hacer cumplir la Ley, e insta a defender la legalidad constitucional y a actuar "contra las iniciativas que pretendan, desde la ilegalidad y contra la voluntad democrática del conjunto del pueblo español, conculcar nuestro marco constitucional y la unidad de España".
COMPROMISO INEQUÍVOCO CON LA UNIDAD
Por su parte, la iniciativa pactada entre Ciudadanos y PSOE manifiesta el "permanente e inequívoco" compromiso del Congreso con la unidad e integridad del país y con la defensa del orden constitucional, así como su determinación de oponerse a "todo intento de convocar un referéndum" de autodeterminación en cualquier territorio.
Además, la Cámara Baja expresa su voluntad de promover una reforma constitucional que "actualice" el marco de convivencia y su respaldo al Gobierno en funciones en las acciones que hagan falta para mantener la defensa de la soberanía nacional, la legalidad constitucional, el Estado de Derecho, la democracia y la convivencia entre españoles.
Esa mención a la reforma constitucional, recogida también en el acuerdo de investidura de socialistas y 'naranjas', es lo que llevó al PP a descolgarse del texto optando por la abstención.