Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso rechaza, con los votos del PP, el acuerdo parlamentario para incrementar la I+D+i

El Pleno del Congreso de los Diputados ha rechazado, con los votos del Partido Popular, el acuerdo parlamentario suscrito por todos los grupos de la oposición para incrementar las dotaciones al sistema de I+D+i en cuanto cambie el Gobierno. Aunque insuficiente, porque el PP tiene mayoría absoluta, la iniciativa impulsada por el PSOE sí ha contado con el respaldo de todos los grupos de la oposición.
El portavoz del PP en la materia, Alejandro Fernández, ha reprochado al PSOE que exija "máximos" en I+D+i cuando ellos en el Gobierno hacían "mínimos".
A su juicio el sistema de innovación ahora mismo está mejor que cuando el PSOE dejó el Gobierno, a pesar de que tiene debilidades "estructurales e históricas", así como fortalezas, con proyectos de I+D+i punteros internacionales que son españoles. "Hay puntos que no se pueden aceptar como los repuntes presupuestarios que de momento no son posibles", ha señalado.
Mientras, la secretaria de Innovación de los socialistas, María González, ha sido la encargada de defender la iniciativa, que ha comenzado señalando que este viernes el colectivo científico ha convocado a los grupos parlamentarios en defensa de la I+D+i, con motivo del aniversario del fallecimiento de Santiago Ramón y Cajal.
En relación a la iniciativa, ha recordado que el acuerdo parlamentario fue refrendado entre otros por todos los grupos parlamentarios, así como por la CRUE o la COSCE.
Durante su intervención se ha remitido al peer review de la UE, cuyas recomendaciones dice que superan a los puntos de este acuerdo parlamentario que se somete este martes a votación. "Me parece una vergüenza que después de más de mil días de gobierno expertos internacionales tengan que venir a decirles lo que ya les decimos desde aquí", ha lamentado la diputada murciana.
ES UN "ERROR" RENUNCIAR A LA INVESTIGACIÓN
El 'número dos' de UPyD en el Congreso, Carlos Martínez Gorriarán, cree que es un "gran error" que un país renuncie a la investigación, no sólo por una economía menos competitiva, sino también para evitar casos como el estallido del ébola, conocido desde 1976 y que sólo afectaba a África, por lo que grandes farmacéuticas decidieron no invertir en investigación de algo que no les iba a aportar beneficios.
Desde la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Alberto Garzón, va a respaldar la iniciativa porque en materia de innovación dice que el Gobierno ha conseguido poner de acuerdo a toda la comunidad científica en una tarea "ingente, ambiciosa y necesaria" para preservar la ciencia. Con su política de "recortes de hasta el 40% del presupuesto" cree que se ha dado "un golpe mortal" a la Ciencia y a las esperanzas profesionales de muchos científicos sin esperanza de poder trabajar.
El portavoz económico del PNV, Joseba Azpiazu, que apoya la moción socialista, ha lamentado que la política de innovación haya sido una "de las más sacrificadas" en lo que va de legislatura, al mismo tiempo que ha destacado que esta política debe estar "pegada al terreno" si se va de la mano de la política industrial.
"Sin menospreciar la investigación básica, la investigación y la innovación deberían estar orientadas al mercado y a la creación de valor", ha apostillado, "más que poner ingentes recursos a una investigación que no sea sentida por el sector industrial". A su vez, ha recalcado que en Euskadi el 80% de la I+D+i es empresarial y el 20% en la administración pública, una situación que se invierte en el resto del España.
MOCIÓN SOMETIDA A DEBATE
La iniciativa, una moción consecuencia de interpelación, constaba de cuatro puntos en los que se solicitaba al Gobierno el establecimiento de una planificación plurianual que permitiera la recuperación, en los tres próximos ejercicios presupuestarios de los niveles de financiación pública de 2009 en I+D+i civil, garantizando una financiación sostenida que represente un porcentaje de los ingresos del Estado similar a la media europea.
Además, proponía la eliminación de los límites de la tasa de reposición de empleo público en el sector, que permitiera la incorporación de nuevos recursos humanos de acuerdo con las necesidades reales del sistema de I+D+i y a su convergencia con Europa en el número de personal de investigación por habitante.
Igualmente, planteaba el establecimiento de un compromiso plurianual que garantice la normalización y el cumplimiento de todas las actuaciones previstas en los planes estatales de investigación, tanto en lo relativo a los plazos de sus convocatorias como en la resolución de las mismas.
Finalmente, quería que se crease la agencia estatal de investigación, pendiente de creación desde 2011, que mediante el contrato programa y los presupuestos plurianuales correspondientes tenga la encomienda de gestión de los planes estatales de investigación, con criterios estrictamente científicos y la autonomía necesaria para ello, con el consiguiente control parlamentario.
Precisamente, con la presentación del proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2015, el Gobierno elimina las actuales trabas de reposición del sistema elevando la barrera del 10% actual de tasa de reposición para elevarla hasta el 50% a partir del 1 de enero de 2015; un paso más para la comunidad científica, quien ha llegado a reclamar el 100% como en prácticamente el resto de países europeos.
Asimismo, tanto el propio De Guindos, como la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, se han comprometido en sede parlamentaria a que en 2015 se creará definitivamente la prometida Agencia Estatal de Investigación, cuyo coste será cero.