Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso empezará a autorizar las actividades privadas de los diputados en unos quince días

El Congreso comenzará a autorizar las actividades extraparlamentarias de los diputados en unos quince días, cuando está previsto que se vuelva a reunir la Comisión del Estatuto del Diputado, que este martes ha quedado constituida.
La vicepresidenta primera del Congreso, Celia Villalobos, ha sido la encargada de dirigir la primera sesión constitutiva de una comisión parlamentaria de esta nueva legislatura.
El Reglamento de la Cámara establece que la Comisión del Estatuto del Diputado, encargada de analizar las compatibilidades de las actividades privadas que declaran los diputados al recoger su acta, estará presidida por el partido con mayor representación en el Congreso.
El elegido para el puesto ha sido el diputado por Vizcaya Leopoldo Barreda, que en la anterior legislatura ejerció como portavoz adjunto del Grupo Popular.
Los otros dos puestos de la Mesa de este órgano, la Vicepresidencia y la Secretaría, serán para los otros dos partidos con más escaños, esto es, el PSOE y Podemos. Así, la vicepresidenta en este órgano será la socialista catalana Mónica Lafuente y el secretario el parlamentario de Podemos por Alicante Rubén Martínez Dalmau. Ambos actuarán también como portavoces de esta comisión.
LOS PORTAVOCES
En representación de Ciudadanos estará la secretaria tercera de la Mesa del Congreso y diputada por Madrid, Patricia Reyes; de Democracia y Libertad, Elena Ribera i Garijo; de ERC, Joan Capdevilla; del PNV, Joseba Aguirretxea, y del Mixto el diputado de Foro, Isidro Martínez Oblanca.
Tras la constitución de la citada comisión, todos ellos se han reunido unos minutos para comenzar a organizar el trabajo parlamentario y han acordado que en unos quince días aproximadamente se volverán a reunir para comenzar a analizar una a una las declaraciones de actividades de sus señorías.