Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso celebrará el próximo martes su primer Pleno de la legislatura en una sola jornada y sin control al Gobierno

El Congreso celebrará el próximo martes, 15 de marzo, su primer Pleno de la legislatura pero lo hará en una sola jornada y además no incluirá control al Gobierno, según lo acordado por la Junta de Portavoces, que se ha encargado de elaborar el orden del día de esa sesión.
Así lo ha avanzado en la rueda de prensa posterior el portavoz parlamentario del PSOE, Antonio Hernando, quien ha explicado que el próximo martes por la tarde el Pleno debatirá cuatro proposiciones no de ley del PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos.
El PP defenderá una proposición no de ley en defensa de la unidad de España, el vigente marco constitucional y la soberanía nacional, mientras que el PSOE planteará otra para recuperar el Pacto de Toledo como expresión del consenso político y el diálogo social.
De su lado, Podemos llevará una proposición no de ley sobre las condiciones laborales de vida de las trabajadoras del hogar, según ha avanzado el portavoz del grupo parlamentario, Íñigo Errejón, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer.
Además, se discutirán conjuntamente dos propuestas presentadas por Podemos y por PSOE, Compromís e Izquierda Unida-Unidad Popular para la creación de una comisión parlamentaria específica sobre corrupción.
LA REFORMA DEL ESTATUTO VALENCIA, AL PRÓXIMO PLENO
Asimismo, la primera sesión plenaria de esta XI Legislatura acogerá el debate de otra iniciativa del partido de Pablo Iglesias que también plantea la necesidad de poner en marcha una comisión permanente sobre el estudio de la infancia.
Pese a que este primer Pleno no incluirá preguntas de control al Gobierno, Errejón ha precisado en rueda de prensa que todos los grupos parlamentarios, salvo el PP, han estado de acuerdo en que, pese a haber un Gobierno en funciones, se hace necesario controlar su gestión. De ahí que se haya mostrado convencido de que en el siguiente Pleno, previsto para después de Semana Santa, sea posible fiscalizar la labor gubernativa.
Lo que también ha quedado para el próximo Pleno será la reforma del Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana, una iniciativa 'heredada' de la anterior legislatura. El PSOE era partidario de que esta propuesta se debatiera en el Pleno de la semana que viene, pero la Mesa del Congreso ha decidido dejar su debate para más adelante.