Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso crea una comisión para evaluar la lucha contra la corrupción

Los distintos grupos parlamentarios del Congreso han acordado este martes crear una comisión permanente para evaluar la lucha contra la corrupción, dando así luz verde a las propuesta registradas por un lado por Podemos y sus confluencias y, por otro, por el PSOE, IU-Unidad Popular y Compromís. Durante el debate en el Pleno, todos los grupos han anunciado su apoyo a la iniciativa salvo el PNV, que ha optado por la abstención.
Las dos propuestas se han fusionado finalmente en un único texto, que ha sido la que se ha sometido a votación. La 'popular' María Jesús Moro, ha agradecido a los impulsores que hayan aceptado la transacción ofertada por el PP y que ha facilitado su respaldo a la iniciativa.
Eso sí, ha querido dejar claro que la futura comisión no será un órgano de investigación que pueda "sustituir" a la labor de los jueces o del resto de comisiones, con competencias legislativas, que serán las que, en su caso, tramiten la reformas que se acuerden en este ámbito.
La mayoría de los portavoces que han tomado la palabra han incidido en que España no padece casos de corrupción aislados, sino que se trata de una lacra que ha afectado a distintas instituciones con la consiguiente pérdida de confianza de los ciudadanos en el sistema democrático.
MÁS QUE UN JUICIO PARALELO
Desde el PSOE, el diputado Juan Carlos Campo ha subrayado que la futura comisión debe servir para impulsar las medidas legislativas necesarias para fortalecer la instituciones, potenciar la participación ciudadana y hacer reformas para garantizar la imparcialidad e independencia de los órganos reguladores.
"La comisión tiene que ser mucho más que un juicio paralelo amplificado de lo que pasa en los tribunales, debe servir para determinar las fallas que han permitido lo casos de corrupción y no funcionar como si se tratara de un plató de televisión", ha avisado.
También ha subido a la tribuna el líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien ha mostrado su satisfacción por el acuerdo alcanzado con el PSOE, IU-UP y Compromís y ha expresado su deseo de que ese consenso pueda reeditarse y dar lugar a "nuevo gobierno".
PUYAS ENTRE PODEMOS Y CIUDADANOS
Tras citar algunos de los casos de corrupción que han afectado a varios partidos en los últimos años, Iglesias ha aprovechado su intervención para reprochar al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que "sostenga al Gobierno de la Púnica en Madrid" y ha denunciado el coste que este fenómeno tiene para arcas públicas, un asunto en el que también han abundado el portavoz de Compromís, Joan Baldoví, y la diputada de IU-UP, Sol Sánchez.
Desde Ciudadanos, su vicesecretario general José Manuel Villegas ha replicado a Iglesias que parece la corrupción afecta ya a un partido nuevo como el suyo, puesto que la UDEF les está investigando por haberse financiado presuntamente con fondos de países extranjeros, en referencia a Irán y Venezuela.
Respecto a la comisión de nueva creación, Villegas ha apoyado su puesta en marcha porque, aunque ha admitido que "no va a resolver de la corrupción", sí puede "ayudar" en la "coordinación" de la implementación de medidas que contribuyan a su prevención.
Por su parte, Teresa Jorda, de ERC, ha recalcado que este foro debe servir para que comparezcan "corruptos" y la ciudadanía sepa "quién les he robado" porque "la democracia es una estafa cuando los sobres de billetes pesan mucho más que los sobres que contienen votos".
CDC CONFIESA SU "ESCEPTICISMO"
El portavoz adjunto de Democracia y Libertad, Carles Campuzano, ha admitido su "escepticismo" sobre la capacidad de una comisión de este tipo para abordar estas cuestiones, pero ha anunciado su apoyo a la misma, aunque advirtiendo de que no puede convertirse en un foro para el "y tu más" y de "desgaste" del adversario.
De su lado, el PNV ha optado por la abstención porque, según ha explicado su representante Mikel Legarda, la futura comisión no puede servir para tratar a la vez todos los asuntos que generan la desafección de los ciudadanos con la política.