Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso rinde mañana homenaje a las víctimas del terrorismo, en cuyo nombre hablará una diputada del PP

El Congreso acogerá este martes su homenaje anual a las víctimas del terrorismo, un acto en el que tomará la palabra, en nombre de todo el colectivo, la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Mari Mar Blanco, quien resultó diputada electa por el PP en las elecciones celebradas este domingo.
Oficialmente el Día de Homenaje a las Víctimas del Terrorismo se conmemora el 27 de junio, tal y como propusieron en su momento las asociaciones de víctimas porque ese día de 1960 ETA asesinó por primera vez, concretamente a una niña de 22 meses llamada Begoña Urroz Ibarrola, que murió calcinada en un coche como consecuencia de un artefacto explosivo que la banda terrorista vasca en la estación de autobuses de San Sebastián.
CAMBIO DE FECHA PARA NO COINCIDIR CON LA RESACA DEL 26J
Pero dado que este lunes coincide con la resaca de los comicios legislativos de este domingo, las asociaciones de víctimas pidieron al Congreso organizar el homenaje un día después, a lo que la Mesa de la Diputación Permanente accedió.
El homenaje anual a las víctimas del terrorismo fue anunciado el 11 de marzo de 2010, con motivo del sexto aniversario de los atentados terroristas en Madrid, por el entonces presidente de la Cámara, el socialista José Bono.
El acto solemne no ha estado exento de polémica, puesto que las asociaciones siempre han reivindicado, sin éxito, hablar en el Pleno del Congreso, donde sólo pueden tomar la palabra los diputados. Este impedimento provocó 'plantes' de algunas organizaciones, disconforme con el formato de acto institucional en el Salón de Plenos, en el que sólo intervenía el presidente del Congreso y se guardaba un minuto de silencio.
Sin embargo, en 2014, y ante las reiteradas quejas de este colectivo, el presidente del Congreso durante la X Legislatura, el 'popular' Jesús Posada, decidió trasladar el acto principal fuera del Pleno de la Cámara Baja, en concreto, a la Sala Ernest Lluch, el ministro socialista de Sanidad asesinado por la banda en el año 2000.
Ese cambio de escenario permitió que en las dos últimas ediciones haya podido tomar la palabra en nombre de todos los afectados por el terrorismo la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Mari Mar Blanco, hermana de Miguel Ángel Blanco, edil del PP de Ermua secuestrado y asesinado por ETA en 1997.
COVITE DA PLANTÓN AL CONGRESO
Un formato que se repetirá este martes, cuando a las 12.00 horas comience en la Cámara Baja un homenaje en el que, además de Mari Mar Blanco --candidata número 14 en la lista del PP por Madrid-- intervendrá el exlehendakari Patxi López con el que será posiblemente uno de sus últimos discursos como presidente del Congreso antes de que el 19 de julio se constituya la nueva Cámara que surja de las elecciones de este domingo.
Pero en esta edición volverá a ausencias. Al igual que el año pasado, el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco (Covite) ya ha anunciado que se descuelga de este acto por "ética y coherencia", y para denunciar que "las grandes fuerzas políticas han renunciado a construir un escenario en el que el proyecto político de ETA sea derrotado".