Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso votará mañana el envío de 300 militares a Irak para entrenamiento contra el Estado Islámico

El Pleno del Congreso votará mañana, miércoles, la autorización solicitada por el Gobierno para enviar a Irak un contingente militar formado por unos 300 efectivos para la formación y entrenamiento del personal del Ejército de dicho país en el marco de la coalición internacional para contener el avance del Estado Islámico.
La decisión de enviar tropas fue adoptada en el Consejo de Ministros del pasado 10 de octubre y explicada después por el ministro de Defensa, Pedro Morenés, quien descartó que la misión de las tropas españolas en Irak sea entrar en "combate directo", aunque puedan producirse "incidentes" como también podrían suceder en otros escenarios con presencia española como Malí, República Centroafricana o Líbano. "Todo puede pasar, pero excluimos el combate directo, no estamos ahí para eso", subrayó en rueda de prensa.
Tal y como establece la Ley de la Defensa Nacional de 2005, el envío de militares al extranjero debe obtener el visto bueno del Parlamento. Morenés será el encargado de informar de la misión al Pleno del Congreso y tras el debate parlamentario se procederá a la votación, donde el PP ya tienen asegurado al menos el respaldo del primer partido de la oposición, el PSOE, según ha confirmado su secretario general, Pedro Sánchez.
La coalición internacional contra el Estado Islámico tiene por objeto contener el avance de las milicias radicales, realizar operaciones contraofensivas, asegurar el dominio del terreno, normalizar las relaciones y así lograr generar un Estado sólido en Irak. Cada país decide su contribución en el seno del Mando Central de la operación, ubicado en la localidad estadounidense de Tampa (Florida) y donde han participado un general y otros siete oficiales españoles.
ENTRENAR A UNA BRIGADA IRAQUÍ
España ha acordado enviar a Irak unos 300 militares, cuya misión es entrenar a una brigada iraquí --unidad formada por entre 4.000 y 6.000 efectivos-- durante un periodo de varios meses, especialmente en lo relativo a conocimientos de desactivación de artefactos explosivos, desminado y operaciones especiales.
En concreto, el equipo de mando y control de inteligencia estará formado por 10 efectivos, habrá tres equipos de adiestramiento de 20 militares cada uno así como tres equipos de adiestramiento de apoyo a la seguridad con otros 60 efectivos cada uno, además de un equipo de servicios de apoyo con 10 efectivos y otro de protección a la fuerza con 69.
También se enviarán a Irak para este entrenamiento entre 12 y 20 vehículos, si bien Morenés no especificó de qué tipo. Y también habrá militares españoles en el cuartel general de Tampa durante toda la operación. La misión se realizará en coordinación con las Fuerzas Armadas italianas.
EL ADIESTRAMIENTO, ESPECIALIDAD DE ESPAÑA
Al decidir la contribución de cada país se ha tenido en cuenta qué se puede aportar para ser lo más útil posible. Según el ministro, España ha sido elegida para las tareas de adiestramiento del Ejército iraquí por su "propia experiencia desde el punto de vista teórico en adiestramiento y en operaciones especiales", como ha dicho que se está viendo en las operaciones en las que participa en Malí y República Centroafricana. "En esa línea, España es pionera", apuntó Morensé.
Además de la operación en suelo iraquí, Morenés anunció que el Gobierno va a autorizar la "ampliación de las capacidades" de las bases aéreas españolas de cara a las necesidades que puedan surgir desde el Mando Central de Tampa.