Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso debatirá propuestas de los grupos, pero no habrá Plenos de control mientras el Gobierno esté en funciones

Las comisiones comenzarán a constituirse la próxima semana y no hay fecha para que el Rey acuda a la Apertura Solemne de la Legislatura
El Congreso podrá debatir propuestas registradas por los grupos parlamentarios, con escasas excepciones, pero no podrá celebrar sesiones de control al Ejecutivo mientras que el Gobierno del PP siga en funciones, es decir, mientras no haya un nuevo Gabinete.
Así lo ha anunciado este martes el presidente de la Cámara, Patxi López, quien ha informado del criterio general fijado por la Mesa sobre lo que puede o no analizar el Congreso en este periodo de interinidad hasta la formación del nuevo Gobierno.
López ha hecho hincapié en que el Ejecutivo "está en funciones", pero el Congreso no y que, por tanto, la Cámara va a tener "plena capacidad legislativa, salvo algunas excepciones".
Así, ha detallado que se podrán tramitar proyectos de ley derivados de decretos que apruebe el Gobierno. Mientras esté en funciones, el Consejo de Ministros no puede aprobar proyectos de ley, pero sí decretos legislativos que deberán ser convalidados por la Cámara y, en caso de que así lo pidieran los grupos, tramitados como proyectos de ley.
Respecto a la iniciativa legislativa de los grupos, que se plasma en las denominadas proposiciones de ley, López ha garantizado que tampoco habrá limitaciones para su calificación por parte de la Mesa del Congreso. A su juicio, no habría problema tampoco en el caso de que se tratara de textos derogatorios.
La Mesa también dará el visto bueno a las proposiciones no de ley, que pueden ser de dos tipos: declarativas, para expresar la opinión de la Cámara sobre cualquier tema, o las que incluyen un mandato al Gobierno.
Las primeras no plantean problema alguno y la Mesa decidirá sobre las segundas entendiendo que, aunque no haya un Gobierno con todas sus funciones plenas, se puede interpretar como un mandato para el siguiente Ejecutivo. "Se irá viendo cuáles corresponden o no en este tiempo político", ha dicho López.
Pero, además de la labor legislativa, el Congreso tiene la tarea de controlar al Gobierno. El presidente ha detallado que mientras el Ejecutivo esté en funciones sólo se le puede controlar sobre esas funciones, por lo que "será complicado" que pueda haber Plenos de control al Ejecutivo.
COMPARECENCIAS EN COMISIÓN
Eso no impedirá, según López, que se pueda pedir información al Gobierno, plantearle preguntas o pedir comparecencias en comisión, siempre que no se pida cuentas a los miembros del Gobierno sobre temas que exceden las funciones que tienen encomendadas en este periodo.
Sobre lo que López no ha fijado un criterio fijo es sobre si se puede citar a comparecer en comisión a los ministros o únicamente a los secretarios de Estado que, técnicamente, también forman parte del Gobierno.
PP RECHAZA PROPOSICIONES QUE INSTEN A DEROGAR
Antes de la decisión definitiva de la Mesa, el portavoz 'popular', Rafael Hernando, ha defendido que lo único que se podría tramitar, a la luz del informe jurídico son iniciativas que "no impliquen un mandato de imposible cumplimiento al Gobierno".
Esto dejaría fuera, a su juicio, las proposiciones no de ley que instan a derogar una normativa ya que "el Gobierno no tiene capacidad en estos momentos para tomar decisiones políticas". Sin embargo, a tenor de las palabras del 'popular', sí se podrían aprobar proposiciones de ley que modifiquen o deroguen leyes en vigor.
"Es el Parlamento quien elabora las leyes, por lo que si hay algún tipo de discusión sobre este asunto, se puede hacer con una proposición de ley en el Parlamento, pero sometido a los límites que indica el Reglamento de la Cámara y la Constitución", ha dicho Hernando, subrayando que lo que sí está "claro" es que no se puede someter a un Ejecutivo en funciones a ningún "control político" por lo que no podría haber ni preguntas ni interpelaciones.
INCLUSO DECRETOS LEY
Sin embargo, para el portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, la Cámara está habilitada para tramitar "todas" las proposiciones de ley e incluso decretos ley que el Pleno acuerde tramitar como proyectos de ley tras su convalidación.
También podría debatirse cualquier tipo de proposición no de ley, cree el dirigente socialista, que apela a sentencias del Tribunal Constitucional que reconocen que la admisión a trámite de una iniciativa "no prefigura cuál será su resultado definitivo", que sólo se conoce tras el debate y las enmiendas.
"Por tanto, un grupo puede presentar todo lo que considere conveniente, se debe calificar y se debe tramitar cuando toque, incluso aunque el Gobierno esté en funciones. El criterio de la Mesa tiene que ser lo más amplio y flexible posible para poder realizar toda la labor de la que el Congreso es acreedor en este momento", ha insistido Hernando
CONTROLAR AUNQUE EL GOBIERNO ESTÉ EN FUNCIONES
El portavoz parlamentario de Podemos, Íñigo Errejón, ha ido incluso más allá al argumentar que también se puede hacer control al Ejecutivo porque, aunque esté en funciones, "alguien está gobernando España en este momento y tendrá que explicar cosas en la medida en que sigue ostentando esa responsabilidad". Su compañero de En Comù, Xavier Domènech, coincide en que el Congreso debe tener ya "capacidad legislativa y de derogación de leyes".
Además, la Mesa de Congreso ha acordado que las comisiones parlamentarias empiecen a constituirse la próxima semana. En concreto, ha fijado un plazo, que concluye el próximo martes a medio día, para que los grupos inscriban a los diputados en las distintas comisiones, de manera que las primeras puedan constituirse a partir del próximo miércoles.
Además de las que dependen exclusivamente del Congreso --Peticiones, Estatuto del Diputado y Reglamento-- se empezarán a constituir las comisiones legislativas permanentes que responden a la estructura gubernamental. Tradicionalmente éstos órganos se constituían una vez creado el Gobierno, pero en esta ocasión es hará antes y después, si hay que hacer ajustes, ya se harán.
COMISIONES Y DIPUTACIÓN PERMANENTE
La Mesa, oída la Junta de Portavoces, ha acordado también, la composición de las Comisiones y de la Diputación Permanente, es decir, el número de diputados por grupo parlamentario que habrá en estos órganos, con el fin de mantener una representación proporcional a la de la composición del Pleno.
Según ha indicado López en las comisiones habrá un representante por cada ocho diputados. En concreto, cada una de las comisiones legislativas tendrán 43 diputados: 15 del PP, 11 PSOE; ocho de Podemos-En Comú-En Marea y cinco de Ciudadanos, mientras que ERC; Democràcia i Llibertat; PNV y el Mixto tendrán un representante cada uno. El Mixto, ha desvelado López, ha reclamado contar con dos diputados en estos órgano, pero su petición no se ha atendido porque "descuadraría" la representatividad.
Por lo que respecta a la Diputación Permanente, el órgano que sustituye al Pleno en los periodos no ordinarios de sesiones y cuando se disuelven las Cortes, contará con 60 miembros repartidos del siguiente modo: 21 para el Grupo Popular; 14 para el Socialista; 11 para Podemos-En Comú-En Marea; 7 para Ciudadanos; 2 para Esquerra; 2 para Democracia y Libertad; 1 para el PNV y 2 para el Grupo Mixto.
TRABAJAR A PLENO RENDIMIENTO
"Hay un acuerdo para que el Congreso empiece a trabajar a pleno rendimiento", se ha congratulado López, quien, no obstante, no ha avanzado cuándo podría convocarse el primer Pleno para empezar a debatir iniciativas.
La Mesa tampoco ha decidido si se celebrará antes de que haya Gobierno la sesión solemne de apertura de la XI Legislatura, a la que acude el Rey. López ha recordado que ese acto únicamente se hizo antes de la investidura en la segunda legislatura (1982-1986).