Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso vuelve a debatir el martes si tramita la reforma del Estatuto valenciano pendiente desde 2011

Será el primer test sobre financiación autonómica de la nueva Cámara, en este caso para garantizar más dinero del Estado a la comunidad
El Pleno del Congreso acogerá el próximo martes un nuevo debate de toma en consideración de la reforma del Estatuto de la Comunidad Valenciana, que lleva pendiente desde 2011, y que la Cámara ya acordó discutir en septiembre de 2015, aunque no pudo iniciar los trabajos por la disolución de las Cortes. Las propuestas de reformas estatutarias no decaen con el cambio de legislatura, pero la nueva Cámara debe volver a pronunciarse sobre su tramitación.
Las Cortes Valencianas aprobaron la reforma de su estatuto en marzo de 2011, bajo la presidencia del 'popular' Francisco Camps. Lo cambiaron para introducir la conocida desde entonces como 'cláusula Camps', que establece que la inversión del Estado en la comunidad, excluido el Fondo de Compensación Interterritorial, será equivalente al peso de la población sobre el conjunto del Estado por un periodo de siete años.
DOS LEGISLATURAS Y CUATRO APLAZAMIENTOS, DE MOMENTO
Como todas las reformas de estatutos, la valenciana tiene que pasar por el Congreso para su aprobación definitiva, y este es el trámite que lleva pendiente desde hace dos legislaturas. En concreto, desde que entró en el Congreso en 2011, el debate de toma en consideración, ya con Gobierno del PP, se llegó a aplazar en cuatro ocasiones, hasta que por fin pudo celebrarse el pasado mes de septiembre.
Los grupos de la oposición siempre han culpado al PP de esa demora, alegando que la dirección nacional del partido retrasaba esa discusión para no verse obligada a votar en contra de lo que en su momento aprobaron los diputados del PP valenciano.
El bloqueo acabó con la llegada a la Generalitat del bipartito PSOE-Compromís. Con el cambio de mayorías, las Cortes Valencianas dejaron de pedir que se aplazara el debate de toma en consideración y por fin pudo tener lugar el pasado 16 de septiembre. Sin embargo, la disolución del Congreso ante la convocatoria de las generales no permitió que arrancara la discusión del texto.
Las proposiciones de ley de Parlamentos Autonómicos siguen vivas pese al cambio de legislatura y, entre ellas, las reformas estatutarias tienen prioridad. Por eso, la procedente de Valencia será la primera iniciativa autonómica que se debata en el Congreso en esta XI Legislatura.
En septiembre de 2015 la discusión de la reforma estatutaria recibió el visto bueno de todos los grupos parlamentarios salvo el de Unión, Progreso y Democracia (UPYD) que tras las elecciones generales ya no tiene presencia en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo.
LOS MISMOS PONENTES QUE EN SEPTIEMBRE
Para el próximo martes, los ponentes designados por el Parlamento autonómico para defender el texto en el hemiciclo son los mismos que ya subieron a la tribuna hace seis meses: Fran Ferri (Compromís), Manolo Mata (PSPV) y Jorge Bellver (PP).
Además, podría acudir al debate el presidente de la Generalitat y secretario general del PSPV, Ximo Puig, quien viajará a Madrid el lunes para reunirse con el ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, y para acudir el martes a un acto informativo.
Eso sí, la votación del martes podría no ser la última ya que, si finalmente hay que disolver las Cortes Generales en mayo por falta de Gobierno, en la próxima legislatura será necesario organizar un nuevo debate de toma en consideración y empezar otra vez todo el procedimiento parlamentario.